ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

jueves, junio 19, 2014

Las 12 marcas inventadas por accidente

Las 12 marcas inventadas por accidente 

Las 12 marcas inventadas por accidente (parte 1)
En ocasiones, los accidentes, los errores o las casualidades pueden dejar marca. A continuación contaremos la historia de las 12 marcas que hoy juegan un rol fundamental en el mercado y en la vida del consumidor y surgieron sin estar planeadas:
 La plastilina
Antes de la Segunda Guerra Mundial, la plastilina era empleado para la limpieza de las calefacciones que eran a base de carbón. Tiempo después, en 1950, el señor McVicker observó que su hermana menor jugaba con este producto, y 5 años más tarde empezaron a comercializarla como juguete para niños. En la actualidad marcas como Fisher Price y Crayola agradecen este accidental juego infantil que hoy tiene sus principales ingresos gracias a las actividades lúdicas y a listas de útiles escolares.
 Las paletas y los helados
Frank Epperson, un niño de 11 años de edad, en 1905 preparó una bebida que constantemente revolvía con un palito y por accidente dejó a la interperie. La sorpresa se dio cuando el producto se congeló debido a las bajas temperaturas convirtiéndose en la primera paleta de helado del mundo. 20 años más tarde, el producto fue patentado.
 Por la misma época del pequeño inventor, en 1904, en la feria mundial de San Luis (Missouri), uno de los locales que ofrecía helados en platos (como se vendían hasta aquel entonces), tuvo tanto éxito que al cabo de un par de horas su vajilla se había agotado pero la demanda seguía creciendo.
 El ingenioso dueño del evento, le pidió a su vecino de feria que ofrecía zalabia (galleta tipo waffer proveniente de Persia) parte de su producción, para enrollarla en forma de cono y así seguir con la venta de sus helados.
 Con seguridad absoluta, hoy marcas como Häagen Dazs, Nestlé, Ben&Jerrys, Crem Helado, Mimos, Maple,  y muchas otras, agradecen los inventos accidentales de los años 1904 y 1905 que hacen posible la existencia de sus exquisitos helados.
 El teflón
Esta marca de DuPont que se ha vuelto genérica, pues el nombre del producto es antiadherente o politrafluoretileno, fue inventada accidentalmente por el estadounidense Roy J. Plunkett quien realizando un experimento nocturno fue vencido por el sueño y al día siguiente: ¡sorpresa! Tras la presurización de unos gases, tenía frente a sus ojos el producto más resbaladizo que existe.
 En 1945, el doctor en química, patentó su creación, y poco después, gracias a la sugerencia de la esposa del ingeniero francés Marc Grégoire, el producto fue empleado como parte de las ollas y los sartenes. Actualmente, la marca también es empleada para el revestimiento de aviones, cohetes y naves espaciales.
 El viagra
La marca de los laboratorios Pfizer que pretende curar la disfunción eréctil, obedece a uno de los efectos secundarios de un medicamento que se quería desarrollar en 1992 para la hipertensión arterial y la angina de pecho.
 Super glue o pegaloca
El investigador Harry Coover, que pretendía perfeccionar las armas e incursionar en la industria militar, terminó accidentalmente convirtiéndose en el salvador de vidas de los soldados de la Guerra de Vietnam, gracias a su invento que lo pega todo, hasta la piel abierta por las heridas de fuego, controlando así el sangrado.
 ¡Este accidente sí que dejó marca, pues pasó de querer ser un arma mortal a un salvador de vidas humanas!
 Como sabemos, en la actualidad, la crazyglue, superglue, pegaloca o superpegamento es hoy el invento que permite pegar para siempre dos materiales.

Las 12 marcas inventadas por accidente (parte 2)
Como lo mencionamos en la primera parte del artículo sobre las marcas inventadas por accidente, en ocasiones, los accidentes, los errores o las casualidades pueden dejar marca.
 A continuación contaremos la historia siguientes 6 marcas que hoy juegan un rol fundamental en el mercado y en la vida del consumidor y surgieron sin estar planeadas:
El farmacéutico John Pemberton que pretendía desarrollar un medicamento para combatir  el dolor de cabeza, sin proponérselo mezcló varios ingredientes (que hasta la fecha son secretos), y dio origen a la bebida con la máxima experiencia emocional del mundo. Durante los primeros 8 años, la Coca-Cola sólo era comercializada en las farmacias y droguerías, sin embargo, en la actualidad es la chispa de la vida cuenta con estrategia multicanal y es la exitosa marca que hoy todos conocemos. Clic aquí para conocer más sobre el invento tipo storytelling
 Corn flakes
El popular cereal del desayuno, Corn Flakes, hoy de las marcas multinacionales Kelloggs y Nestlé, nacieron por accidente, cuando los hermanos vegetarianos William y John Kellogg querían variar un poco su dieta.
 Su objetivo era preparar un sustituto del pan, para ello, pusieron a hervir el trigo y por descuido se le pasó el tiempo de cocción que excedió con creces lo planeado. Como resultado obtuvieron trozos tipo hojuelas fragmentadas que fueron de su agrado. Por esta razón decidieron ensayar su accidente con otros cereales y granos hasta llegar al maíz que fue su preferido.
 Las hojuelas de maíz las rociaban de sal, y sin proponérselo, en una de las preparaciones confundieron la sal con el azúcar por su apariencia tan similar. A partir de ese entonces, en las primeras décadas de 1900 nacieron los mundialmente famosos corn flakes.
 El caucho de Goodyear
Charles Goodyear no paraba de buscar alternativas con el caucho natural, incluso fue a parar a la cárcel por la cantidad de deudas que adquirió buscando la solución a su problema. En 1839, cuando presentaba su nueva creación en una tienda, por error dejó caer su material en una estufa caliente y para sorpresa de todos, en lugar de derretirse, se carbonizó y se volvió elástica.
 Charles nunca logró patentar su invento, pues antes de ver el éxito falleció endeudado. Sin embargo, hoy la marca Goodyear inspiró su naming en el inventor número uno de su producto que lo ha llevado al éxito en la industria de los neumáticos a nivel mundial.
 Las papitas chips
En Nueva York, George Crum era considerado el mejor chef. En 1853 llegó a su restaurante un comensal que dijo estar insatisfecho con las patatas que acompañaban su plato, pues las percibía húmedas y poco crujientes.
 El chef, un poco molesto decidió preparar otras papas para el consumidor, que cortó de manera más delgada que lo habitual y dejó freír por mucho más tiempo de lo establecido según las reglas gastronómicas hasta entonces.  Como resultado del mal momento de Crum, el comensal probó las primeras papitas chips de la historia y se deleitó con su sabor y textura.
 A partir de entonces el nuevo producto se denominó “papitas de Saratoga” cuyo naming obedecía a su lugar de origen. Hoy marcas como Pringles, Lays y Margarita agradecen el mal momento del humor del chef pues fue ese el punto de partida de su éxito.
  El horno microondas
Para la Segunda Guerra Mundial, el científico ingeniero Percy Spencer, inventó el radar como la máxima tecnología para detectar aviones, barcos y submarinos enemigos. Buscando formas de mejorar el magnetrón de su invento, el ingeniero de la compañía Raytheon descubrió que el chocolate de su bolsillo reaccionaba ante las microondas del radar y se derretía. A partir de entonces, en 1967 se comunicó el primer horno microondas de la historia, que no era más que el invento de Spencer contenido en una caja.
 Post-it
Esta exitosa marca de oficina, partió de un fracaso del investigador de 3M, Spencer Silver, quien en 1970 pretendía inventar el más fuerte de los pegamentos y terminó formulando un adhesivo supremamente suave.
 El único que vio la creación como algo útil fue Arthur Fry, otro miembro de 3M que en sus ratos libres cantaba en el coro de una iglesia y requería de una solución tipo Post-its para marcas sus partituras con las diferentes canciones.
 A pesar de que 3M no atendió la creación de Spencer Silver en su momento, 4 años más tarde, Arthur Fry lo presentó de nuevo a la organización, y desde entonces, en 1977 empezó esta importante marca a dar frutos y a estar presente en todas las oficinas del mundo.
 ¡Ya lo saben señores, de un accidente puede salir una gran marca!

No hay comentarios.: