ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

jueves, agosto 14, 2014

El supermercado online se reinventa: nuevos modelos que triunfan en EEUU - Profesional Retail : Profesional Retail

El supermercado online se reinventa: nuevos modelos que triunfan en EEUU - Profesional Retail : Profesional Retail



Profesional Retail





El supermercado online se reinventa: nuevos modelos que triunfan en EEUU

No todo está perdido en el ecommerce de alimentación. A pesar de que los resultados hasta el momento no han sido los previstos, los gigantes estadounidenses de la gran distribución no se resisten a perder su parte del pastel en el negocio de la venta online de gran consumo. A ellos se suman nuevos modelos de comercio electrónico como Instacart, que aprovechan las limitaciones de los grandes para hacerse un hueco en el mercado.

Instacart, aplicación móvil de supermercado onlineAl parecer, las empresas de distribución estadounidenses están dando una nueva oportunidad a la venta online de alimentación. En San Francisco, Amazon continúa con su incursión en el mundo del supermercado online a través e Amazon Fresh, mientras otras cadenas como Walmart mantienen su apuesta por este medio. También eBay y Google anuncian que se incorporarán en breve a la venta y distribución de comida a través de Internet.
Además de los grandes operadores aparecen otras propuestas, innovadoras y diferentes que tratan de cubrir nichos de mercado en el ámbito del comercio electrónico de alimentación. Un ejemplo es Instacart, un nuevo modelo de ecommerce donde, a petición del cliente, un “personal shopper” se desplaza a una o varias tiendas, compra los alimentos que el usuario desea y los entrega en el domicilio en un máximo de una hora.
Su fundador es el ingeniero Apoorva Mehta, antiguo trabajador de Amazon, que observó cómo algunos profesionales no disponían de tiempo para realizar una de las tareas domésticas más básicas, como ir a la compra, ni siquiera a través de Internet. Se trata principalmente de personas muy ocupadas que valoran más su tiempo que su dinero, por ello la aplicación móvil Instacart les ofrece la posibilidad de que una persona se desplace en su lugar al supermercado y realice la compra por ellos. Un concepto sencillo pero efectivo que triunfa entre los ejecutivos estadounidenses de las diez ciudades en las que opera.
Entre sus ventajas frente a los habituales servicios de entrega que ofrecen las cadenas de supermercados: permite incluir en la cesta de la compra artículos de diferentes establecimientos, la entrega es más rápida y el reparto es más económico.
A diferencia de otros supermercados online, Instacart permite a sus clientes realizar compras en varias tiendas de la zona: desde grandes cadenas hasta pequeños comercios detallistas, un valor en alza en una sociedad donde en consumo ecológico y local es altamente demandado. Esto es una ventaja también para la propia Instacart, que no ha tenido que crear su propia red de establecimientos sino que aprovecha la cadena de suministro que ofrecen empresas ya asentadas como Whole Foods y Costco, así como otros comercios de menor tamaño, para surtir a sus clientes.
Así, la startup ha llegado a acuerdos con diversas cadenas de tiendas para ofrecer sus productos a través de la aplicación móvil de Instacart, donde el usuario solo tiene que seleccionar aquellos artículos que desea. Posteriormente, si ese producto no está disponible, el empleado de Instacart se pondrá en contacto telefónico con el cliente para ofrecerle otras alternativas. Al tratarse de una persona real que está físicamente en el establecimiento, se convierte en una especie de “asesor” o “personal shopper” que puede hacer sugerencias sobre otros productos.
Destaca especialmente la gestión y logística de los pedidos, que se basan en una amplia red de colaboradores que armados con un smartphone y un automóvil son los encargados de realizar las compras directamente en el supermercado. Estos trabajadores ganan entre 15 y 30 dólares la hora, un sueldo superior al que perciben, por ejemplo, los empleados de un supermercado (de 9 a 11 dólares la hora).
Estudiantes y amas de casa son los perfiles más habituales en la plantilla de repartidores de Instacart, que está formada por 50 empleados a tiempo completo y más de mil compradores independientes. La demanda de este tipo de trabajadores se ha convertido en una nueva oportunidad de empleo especialmente para personas sin cualificación.
Desde el plano logístico, la compañía no ha necesitado invertir en una flota de vehículos propios, ya que los empleados de Instacart realizan las entregas en sus propios automóviles, por lo que la empresa no ha necesitado comprar camiones o furgonetas de reparto que podrían haber encarecido el servicio.
La startup, que ya opera en una decena de ciudades, planea ampliar su radio de acción a siete núcleos urbanos más para finales de año. Cuenta, además, con 50 empleados a tiempo completo y más de mil compradores independientes, principalmente estudiantes o amas de casa.
En definitiva, una interesante y novedosa propuesta dentro del comercio electrónico de alimentación que se suma a las ofrecidas por otros gigantes de la distribución estadounidenses. Ahora la pregunta es: ¿conseguirán las nuevas estrategias en el ámbito del ecommerce de alimentación impulsar definitivamente sus ventas?
- See more at: http://profesionalretail.com/el-supermercado-online-se-reinventa-nuevos-modelos-que-triunfan-en-eeuu/#sthash.o4LMQgVA.dpuf

No hay comentarios.: