ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

jueves, mayo 21, 2015

“Evaluación de los parqueaderos como una de las fórmulas de funcionamiento de los almacenes y centros comerciales”

Artículo Blog Ignacio Gomez
28 Abril 2015

“Evaluación de los parqueaderos como una de las fórmulas de funcionamiento de los almacenes y centros comerciales”

Por Mauricio Arango Echavarría


Como investigador y estudioso del tema de la  historia del comercio y su estructuración, desde hace años he perseguido cada uno de los indicios que dieron forma al comercio, como lo conocemos actualmente y como pensamos que será  prospectivamente en los próximos años.
Realmente, los ingredientes que configuran el complejo funcionamiento de los almacenes, de cualquier formato que  abordemos, representan un gran listado de áreas o capítulos. Y cada uno de esos capítulos o áreas,  exige una investigación y un análisis antropológico extenso, en forma  retrospectiva y prospectiva. Así mismo, se hace necesario entrelazarlos todas esas áreas entre sí, para lograr entrar a modificarlos o mejorarlos buscando en primera instancia evolución y en segunda instancia por supuesto eficiencia y mejoramiento.
Influenciado por mi oficio cotidiano de mercadeo, en donde las comunicaciones, la publicidad y el diseño han representado un gran interés dentro de mi trabajo, intentaré dosificar y sopesar estos conceptos, para darle sazón a la fórmula  más eficiente de los parqueaderos.
La evolución del área de parqueo ha sido sin lugar a dudas una de las más acentuadas y concentradas en los últimos años.
 Son varios los importantes factores  por los cuales el tema parqueo ha ido adquiriendo importancia para aquellos que invierten grandes sumas de capital y trabajo en el comercio de bienes de consumo.     
Y por supuesto el tema también ha evolucionado para los clientes usuarios de los almacenes y centros comerciales, ahora el parqueo en los almacenes tiene que ser bueno, fácil y cómodo, o… el cliente se va y difícilmente volverá.
Parecerá un comentario extraño y que no viene al caso, pero la gente llega a los almacenes y centros comerciales en el 80% de las veces en auto propio. Y siempre quiere encontrar para su auto,  adonde parquear rápido, fácil, cómodo y seguro.
Analicemos un poco estos 4 conceptos, de todas formas son los intereses del usuario-cliente.
El parqueo rápido afecta el tiempo disponible del cliente. Parquear debe ser una acción rápida y no debe arrebatar lo que los clientes más aprecian y les cuesta hoy.
El parqueo fácil es determinante para atraer a clientes que no son los conductores más adiestrados y expertos. Un automóvil se puede estropear mucho y muy fácil, al menor descuido.
El parqueo cómodo para maniobrar el auto es determinante. Los diseñadores de parqueaderos parecen olvidar que el parqueo cómodo es igual o más importante que los corredores del almacén o centro comercial. Cuando en el parqueadero se encuentran autos pequeños con autos grandes ambos son importantes, pero los grandes consumen un porcentaje mucho mayor para acomodarse sin hacer un gran daño o incomodar la paciencia del conductor.
Parquear con la seguridad de que el auto permanecerá en buen estado y que no será robado o abierto o forzado por un ladrón es finalmente la condición más importante para el cliente usuario de los parqueaderos.  
Antes de proseguir en el análisis, es importante no ignorar y considerar que un volumen cada vez más importante y creciente de visitantes a los almacenes llegan a pie o en medios como taxi, bus, o metro. La expectativa de este volumen de peatones va en crecimiento, dados los nuevos intereses de las autoridades de tránsito, los ecologistas, el crecimiento poblacional y la baja capacidad de abastecimiento de espacio general en las ciudades dada la escasez territorial.
Factores básicos de análisis
1.    En general, quien ingresa a un parqueadero típico y promedio, que no disponga de un equipo electrónico de luces indicadoras de disponibilidad de celdas desocupadas (verde) u ocupadas (roja), intentará revisar celda por celda vacía disponible, para buscar una celda disponible, lo más cerca a las puertas principales o a las escaleras principales de acceso a la zona comercial o de exhibición. Esto significa ahorro de tiempo y además, equivale a llegar más fácil a la celda, al  regreso, luego de la visita al almacén.
Pero el no encontrar una celda disponible en forma fácil y rápida, levará al cliente a perder la paciencia y muy probablemente a abortar su intento de ingresar al almacén o a prometerse no volver a este parqueadero. Realmente cuando esto sucede, todos los valores y la inversión hecha en tener un provocativo almacén se pierden. Los clientes muchas veces quedan sin siquiera haber conocido lo demás, solo habiendo juzgado el parqueadero, descalificando lo demás.
El juicio a un centro comercial o almacén comienza con los parqueaderos. Con sobrada razón en mercadeo ha hecho carrera la frase “no hay parqueadero, no hay negocio”. El buen parqueo tiene que ser bueno y este es un beneficio que cuando funciona, tiene casi que pasar y ser dado por hecho.
2.    Los parqueaderos deben estar muy bien señalizados tanto para ingresar como para salir. El conductor y los acompañantes deben poder encontrar el auto en forma fácil.
3.    Las celdas deben tener un buen sistema de topes para no sobrepasarse, particularmente retrocediendo y para evitar que las autos se golpeen en el intento.
4.    Las celdas deben ser calculadas pensando en el automóvil cuando está con sus puertas abiertas. El cálculo actualizado del ancho promedio de cualquier tipo de autos es fundamental.
5.    El cálculo del viraje dentro del parqueadero en cupo completo es vital para lograr el ingreso y la evacuación.
6.    El sentido de circulación o patrón de entrada-ingreso y evacuación-salida es condición para la seguridad integral. Deben tenerse en cuenta las situaciones de emergencia.
7.    La aireación es asunto de salud ambiental.
8.    El espacio para la circulación de los usuarios del parqueadero al momento de terminar sus compras e intentar ingresar la mercancía y de ellos mismos al vehículo es asunto de comodidad.
9.    Hay unos momentos críticos que a menudo se perciben como muy mal probados  y evaluados, sin tener en cuenta la percepción y las necesidades del usuario. Ellos son el  momento y la comodidad  de la recepción de la tarjeta de ingreso en las máquinas dispensadoras de tarjetas de registro y el momento de la salida y devolución de la tarjeta. Aquí hay que hacer una evaluación de la ergonomía o capacidad de movimiento del cuerpo estando en conducción del vehículo. Igualmente hay que evaluar la comodidad y logística de pago cuando se cobra por el parqueo. No todas las personas se pueden mover con la misma facilidad para operar durante el ingreso o salida. Es muy importante anunciar la ubicación de los puestos de pago para evitar molestias a los clientes.
10.                      En algunos casos es importante evaluar el manejo de los carros de mercado en los espacios que provee el parqueadero.
11.                      En los parqueaderos, aunque todo este automatizado hace falta tener personas que atiendan ciertas situaciones que requieren trato personal, y ayuda que sea de humana, cálida y con criterio.
12.                      Deben instalarse extinguidores y camillas de emergencia. El o los  vigilantes del parqueadero deben  estar capacitados para enfrentar una serie de irregularidades o emergencias.
13.                      El nivel de iluminación debe estar muy bien calibrado con énfasis cerca a los ingresos y a las salidas los cambios repentinos de iluminación afectan drásticamente la capacidad de maniobrabilidad, particularmente en días soleados.
14.                      Los resaltos en el piso que evitan que los autos levanten velocidad evitaran accidentes con los niños, ancianos, personas de edad y personas que estén distraídas atravesando los corredores.
15.                      Los discapacitados muchas veces pasan trabajos tratando de moverse y llegar a escaleras y desniveles. Señalizar las bahías de parqueo especiales para personas con discapacidades. La cercanía de estos espacios especiales a los ascensores o escaleras eléctricas es un asunto de gran servicio. Estas bahías especialmente reservadas nunca deben ser marcadas con conos de prohibición, pues esto implica que el discapacitado tendrá que apearse del auto para retirarlos y en algunos casos esto es imposible.
Finalmente, los parqueaderos deben ser calculados teniendo en cuenta que el cálculo en metros cuadrados que se requerirán debe incluir además del promedio en metros de un vehículo, el ancho y largo de los corredores de trafico para entrar y salir. Adicionalmente a  esto hay que sumarle la proporción en metros cuadrados por metro cuadrado de exhibición. Existen diversas fórmulas ya calculadas de esta proporción, según sea el nivel de comodidad que se busca entregar al visitante usuario. A cada metro cuadrado de exhibición  le corresponde una proporción de  metros cuadrados de parqueo y viceversa.

A este respecto bien vale la pena recordar que un auto promedio ocupa 6 metros cuadrados en estado estático de parqueo mas los metros que requiere para moverse cómodamente y con seguridad.

No hay comentarios.: