ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

domingo, agosto 02, 2015

Ecosistema paisa se conecta con el desarrollo innovador global - desde Medellín

Ecosistema paisa se conecta con el desarrollo innovador global




Ecosistema paisa se conecta con el desarrollo innovador global

  • Ecosistema paisa se conecta con el desarrollo innovador global



POR JUAN FELIPE SIERRA SUÁREZ | PUBLICADO HACE 1 HORA

Infografía
1%
de las utilidades es la inversión que se propone en I+D, para las empresas paisas.

EN DEFINITIVA
La estrategia de ciudad no solo apunta a tener un ecosistema innovador local fuerte sino que pueda interactuar con el mundo. Las herramientas presentadas en Medellín, tanto Sunn como el Observatorio, permiten esos propósitos competitivos.

Unir los requerimientos innovadores de las grandes compañías con los desarrollos de emprendimientos y grupos de investigación no solo locales sino internacionales, además de interactuar con fondos de capital de riesgo, es ahora posible gracias a una plataforma virtual que podría denominarse la red social de la ciencia, tecnología e innovación.
Aunque la idea nació en España, la novedad es que Ruta N es el socio para operarla en Latinoamérica y desde ahora los actores del ecosistema se familiarizarán con algo llamado Sunn.
De hecho, esta semana fue presentada oficialmente en la ciudad y aunque ya venía operando, se espera que más actores se adhieran a esta red de manera gratuita y se conecten para crear encuentros y futuros negocios entre las partes.
“Las grandes compañías pueden subir rigurosamente sus requerimientos a solucionar, que mediante una sistema inteligente, se conecta con los desarrollos de cientos de startups, emprendedores y grupos de investigación a nivel global”, explicó Elkin Echeverry, director de Prospectiva y Planeación de Ruta N.
Por eso los actores del ecosistema lo califican de avance significativo para que las compañías accedan libremente a esta oferta, evitando altos costos de salir en búsqueda de aliados, o en el caso de los startup, llegarle a las grandes empresas.
Además de ser una red neural dedicada al CTi, clasifica a cada uno de los actores, los conecta para hacer negocios de acuerdo con su perfil.
Observatorio
También se presentó esta semana el Observatorio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Medellín, constituido en conjunto entre la academia, el sector privado y el sector público, para el desarrollo de la ciudad.
Se puede decir que es la concreción de una idea que venía de tiempo atrás en la ciudad, en vista de que se necesitaba una herramienta que permitiera identificar cuáles proyectos existentes eran verdadera innovación, o no lo eran porque ya existían.
“Hay dos técnicas para identificar esto: la vigilancia tecnológica y la inteligencia competitiva. Permiten chequear si verdaderamente es nuevo lo que considero nuevo y si le puedo generar valor”, destacó Echeverry.
El observatorio se dedica a aplicar estas técnicas, por lo que se quiso construir uno regional, donde los mercados principales son salud, ciencias de la vida, energía renovable y TIC. Pero como todo es dinámico y las tendencias cambian, estas temáticas pueden ser otras en el futuro y de eso se encarga el observatorio, averiguando qué actores hay en el mundo y adicionalmente muestra a dónde están.
La buena noticia para la ciudad es que se lanzó como un servicio público, donde cualquier compañía, emprendedor, grupo de investigación, o actor del ecosistema, puede ir a consultar para dónde va el mundo y lo que está haciendo Medellín en temas específicos de desarrollo innovador.
“Es imprescindible recurrir a esta herramienta para saber si su idea es viable o no, o si ya existe y dónde lo hacen para conectarse con ellos y potenciar negocios”, añadió director de Prospectiva y Planeación de Ruta N.
Anteriormente un emprendedor iniciaba su proyecto pero solo a los dos años de trabajo se encontraba con que alguien ya venía ejecutando la misma idea en otra parte.
Por ejemplo, el observatorio ha detectado nuevas oportunidades que la cuidad no está trabajando, por ejemplo, área de salud, tejidos y regeneración, además de genética.
“Eso nos va distinguir como ecosistema en Latinoamérica, como radar que muestra oportunidades de negocio para la ciudad. Permitirá saber hacia dónde estamos desarrollando algo y qué oportunidad hay para crear innovación”, recalcó Echverry
Ambos elementos que se presentaron en la ciudad están ligados como dos capas. En la primera se muestra hacia dónde se pueden desarrollar las innovaciones nuevas áreas y se escoge sobre lo que se quiere trabajar y quiénes la trabajan (observatorio).
La segunda es para la innovación que ya está lista para pedirla u ofrecerla (Sunn) y se interactúa con Israel, Singapur, Japón, España, E.U., México y ahora Medellín.
En cuanto a las ventajas del observatorio, este “se hizo bajo la articulación de una red de vigilancia tecnológica conformada por expertos de universidades y lideradas por Tecnnova. Se identificaron las oportunidades y proyectos que se podían apropiar y por eso el reto de ciudad es articular esfuerzos, que permitan apropiar esas oportunidades para derivar en crecimiento económico y social de Medellín”, manifestó por su parte Alejandro Franco, director ejecutivo de la Corporación Tecnnova.
Asimismo, los actores del ecosistema dicen que es la manera inteligente en cómo la ciudad se ha dedicado a pensar la forma en como debe crecer, y a partir de esto, articular a las universidades y a las empresas para resolver estos retos. Puede entenderse también como la plataforma versión 2.0 del ecosistema regional, dice Franco, comunicando las necesidades de crecimiento de las empresas y la proyección de los grupos de investigación, encontrando soluciones y mayor interacción entre las partes.
Detecta lo que se está produciendo en el mundo, si alguien se lanzara a hacer algún proyecto tendría una oportunidad o no de mercado. También sirve para mostrar qué deben hacer los grupos de investigación de las universidades y los grupos de innovación de las empresas.
La conexión con la red Sunn permite que empresas como Ecopetrol y Davivienda que ya están inscritos, cada uno genere un perfil con unas características específicas y la ventaja es que no tiene que entrar todos los días a revisar. Pueden pasar meses hasta que un emprendedor en Israel se matricula con un desarrollo y la red inmediatamente y de manera inteligente los conecta y los pone a conversar.
“Esto es lo poderoso de la red, no llenar de correos a la gente, además no promociona algo viejo, se actualiza permanentemente con los nuevos desarrollos”, puntualizó Echeverry.
Por eso podría decirse que hay un quinto actor en toda esta estrategia y son los hub de innovación, que pueden ser Ruta N, o un ministerio o el mismo Colciencias .
Unir los requerimientos innovadores de las grandes compañías con los desarrollos de emprendimientos y grupos de investigación no solo locales sino internacionales, además de interactuar con fondos de capital de riesgo, es ahora posible gracias a una plataforma virtual que podría denominarse la red social de la ciencia, tecnología e innovación.
Aunque la idea nació en España, la novedad es que Ruta N es el socio para operarla en Latinoamérica y desde ahora los actores del ecosistema se familiarizarán con algo llamado Sunn.
De hecho, esta semana fue presentada oficialmente en la ciudad y aunque ya venía operando, se espera que más actores se adhieran a esta red de manera gratuita y se conecten para crear encuentros y futuros negocios entre las partes.
“Las grandes compañías pueden subir rigurosamente sus requerimientos a solucionar, que mediante una sistema inteligente, se conecta con los desarrollos de cientos de startups, emprendedores y grupos de investigación a nivel global”, explicó Elkin Echeverry, director de Prospectiva y Planeación de Ruta N.
Por eso los actores del ecosistema lo califican de avance significativo para que las compañías accedan libremente a esta oferta, evitando altos costos de salir en búsqueda de aliados, o en el caso de los startup, llegarle a las grandes empresas.
Además de ser una red neural dedicada al CTi, clasifica a cada uno de los actores, los conecta para hacer negocios de acuerdo con su perfil.
Observatorio
También se presentó esta semana el Observatorio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Medellín, constituido en conjunto entre la academia, el sector privado y el sector público, para el desarrollo de la ciudad.
Se puede decir que es la concreción de una idea que venía de tiempo atrás en la ciudad, en vista de que se necesitaba una herramienta que permitiera identificar cuáles proyectos existentes eran verdadera innovación, o no lo eran porque ya existían.
“Hay dos técnicas para identificar esto: la vigilancia tecnológica y la inteligencia competitiva. Permiten chequear si verdaderamente es nuevo lo que considero nuevo y si le puedo generar valor”, destacó Echeverry.
El observatorio se dedica a aplicar estas técnicas, por lo que se quiso construir uno regional, donde los mercados principales son salud, ciencias de la vida, energía renovable y TIC. Pero como todo es dinámico y las tendencias cambian, estas temáticas pueden ser otras en el futuro y de eso se encarga el observatorio, averiguando qué actores hay en el mundo y adicionalmente muestra dónde están.
La buena noticia para la ciudad es que se lanzó como un servicio público, donde cualquier compañía, emprendedor, grupo de investigación, o actor del ecosistema, puede ir a consultar para dónde va el mundo y lo que está haciendo Medellín en temas específicos de desarrollo innovador.
“Es imprescindible recurrir a esta herramienta para saber si su idea es viable o no, o si ya existe y dónde lo hacen para conectarse con ellos y potenciar negocios”, añadió director de Prospectiva y Planeación de Ruta N.
Anteriormente un emprendedor iniciaba su proyecto pero solo a los dos años de trabajo se encontraba con que alguien ya venía ejecutando la misma idea en otra parte.
Por ejemplo, el observatorio ha detectado nuevas oportunidades que la cuidad no está trabajando, por ejemplo, área de salud, tejidos y regeneración, además de genética.
“Eso nos va distinguir como ecosistema en Latinoamérica, como radar que muestra oportunidades de negocio para la ciudad. Permitirá saber hacia dónde estamos desarrollando algo y qué oportunidad hay para crear innovación”, recalcó Echeverry.
Ambos elementos que se presentaron en la ciudad están ligados como dos capas. En la primera se muestra hacia dónde se pueden desarrollar las innovaciones nuevas áreas y se escoge sobre lo que se quiere trabajar y quiénes la trabajan (observatorio).
La segunda es para la innovación que ya está lista para pedirla u ofrecerla (Sunn) y se interactúa con Israel, Singapur, Japón, España, E.U., México y ahora Medellín..




Juan Felipe Sierra Suárez

Periodista de Economía y Negocios. Amante de la vida, con una familia que inspira a esforzarse todos los días a hacer mejor las cosas, una de ellas el periodismo. Egresado de la UPB.

No hay comentarios.: