ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

jueves, octubre 22, 2015

así quiere Lidl subir de nivel

así quiere Lidl subir de nivel



DISTRIBUCIÓN

ASÍ QUIERE LIDL SUBIR DE NIVEL



POR BEATRIZ ZÚÑIGAActualizado: 22/10/201510:28 horas


El mayor supermercado de descuentos de Europa ha dado una vuelta de tuerca a su estrategia de negocio y ha decidido convertirse en una enseña a medio camino entre las súper ofertas y el supermercado tradicional. Este nuevo posicionamiento comenzó hace cinco años y ahora se consolida en España tras anunciar la empresa una inversión de 200 millones de euros para 2015. La mayor cifra que la compañía ha destinado a este mercado a lo largo de su historia, y que eleva hasta los1.000 millones la inversión realizada desde 2008. Gran parte está destinada a la modernización y apertura de tiendas. A día de hoy se han realizado ocho de las 40 aperturas planificadas para el año fiscal 2015, que abarca desde febrero de este año hasta marzo de 2016.

Según Ferrán Figueras, director general financiero de Lidl España, "el modelo de negocio sigue basado en los principios fundamentales del hard discount, que es nuestra ventaja competitiva esencial, y que nos permite mantener el liderazgo en precios sin renunciar a la calidad. Lo que vemos es que la compañía ha evolucionado con los consumidores y eso nos ha resituado. Considero que somos un formato a medio camino entre el discounter y el supermercado tradicional". La compañía considera que la clave es encontrar el equilibrio entre la eficiencia y la productividad que exige el modelo de descuento, para mantenerse competitivos, y la mayor flexibilidad para adaptarse al cliente.

Figueras, que lleva 14 años en la compañía, ha visto crecer y evolucionar esta filial de la multinacional alemana Schwarz, que aporta más del 67% de los ingresos del grupo. En España sus cifras no son nada desdeñables: una cuota del 3,5%, 535 tiendas y más de tres millones de visitas a la semana.

LA BATALLA DE LA CALIDAD

Este nuevo rumbo que ha tomado explica el cambio visual que han experimentado las tiendas, que al principio eran conocidas por presentar los productos directamente en el palé. "Hay ciertos elementos que han cambiado. Por ejemplo, se han creado córneres de comida, como los puestos de pan y bollería, y enriquecido el surtido con productos frescos. También se han ampliado y modernizado las tiendas, por dentro y por fuera; ahora son más elegantes, modernas, espaciosas y cómodas. Cambios y evoluciones que, al fin y al cabo, responden a nuestra clara orientación al cliente", explica Figueras, quien considera que la compañía está haciendo una gran apuesta por mejorar la experiencia de compra.

Para hacer de la calidad el centro de su oferta, además de la renovación estética de las tiendas y de la comunicación, la multinacional ha diseñado una estrategia para contar con más productores locales. En opinión de Figueras, "las empresas del sector agroalimentario español han hecho un gran esfuerzo para incrementar su competitividad, por lo que estamos ante un producto de elevada calidad a precios muy atractivos. Esa combinación encaja a la perfección con el modelo de negocio de Lidl y explica que cada vez el producto español tenga más presencia en nuestros lineales". Actualmente, más del 70% del surtido de Lidl en España lo conforman productos suministrados por 500 proveedores nacionales, frente al 38% que representaba en 2008.

No hay comentarios.: