ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

viernes, abril 15, 2016

No es verdad que D1 sea así de barato | Colombiador

No es verdad que D1 sea así de barato | Colombiador


No es verdad que D1 sea así de barato

Por: Camilo HerreraPublicado en: Colombiador
SEGUIR ESTE BLOG


Parece que el deporte de algunos es desprestigiar a los demás con mentiras a medias, y más si es alguien grande y exitoso, porque parece que los celos causan que la gente tenga la necesidad de hacer quedar mal a los que hacen las cosas bien.

Como muchos de ustedes leí un texto que da vueltas por la red, donde dice que los precios de D1 son mejores que los del Carulla, y como analista de consumo revise con cuidado los datos, y mientras leí el texto, no podía dejar de reírme.

Reírme porque la gente se las da de analista y hacen unas comparaciones equivocadas, como haciendo juegos de palabras, por medio de juegos de números engañosos y torpes. Lo triste, es que todo el mundo está hablando de ese texto como si fuera una verdad absoluta, haciéndole un daño enorme al Carulla y a D1, de un solo golpe.

Decir que una lata de atún sin marca es comparable a una lata de atún Van Camps, demuestra que esta persona no ve diferencia entre esos dos productos, o que escribió ese texto con alguna intención diferente a la de un consumidor que desea informar, o un periodista que desea develar una verdad. Un producto básico no se puede comparar con uno que tiene una marca que respalda su valor agregado que, en este caso en particular, es que Van Camps es Dolphin Safe, porque cumple con las normas de protección a delfines, que las marcas blancas no siempre lo hacen, y sin
lugar a dudas, es más costoso pescar con cuidado que sin él.

Muchos han caído en la tentación de creer este análisis, porque en el fondo todos queremos comprar productos más baratos, pero de la misma calidad de aquellos que tienen un costo más alto, y si nos dicen que D1 tiene mejores precios que Carulla, corremos a comprar a esta cadena, con la fortuna que en poco tiempo se verán las cosas como son: en D1 las cosas tienen un precio más bajo, porque son productos más pequeños, de calidad estándar y con muy baja variedad entre productos, lo que significa que si usted va a buscar atún, solo encontrará una o dos marcas en la tienda, y su libertad de elección se verá inmediatamente limitada. Lo que causará que usted compre ese atún en ese momento porque lo necesita, pero cuando vuelva a tener la necesidad de comprarlo, no lo buscará en D1 porque no era el producto que usted esperaba.

Así pasa con muchos productos, y no es porque D1 haga las cosas mal y el Carulla las haga bien, o que el uno sea más barato que el otro, sino que son distintos. No se puede comparar peras con manzanas por el simple ejercicio de querer escribir algo para que se viralice en las redes, y se replique por diversos lados, como en el mismo caso de este texto; porque claramente sé que criticar ese texto hará que más lo lean, pero no me importa, porque lo que ese texto dice, es la misma burrada que dijo el ministro de agricultura hace días, que culpo al comercio de la inflación en Colombia y causó que periodistas de todos los medios fueran a Corabastos y a Carulla y comenzarán a comprar precios, sin ningún tipo de responsabilidad.

¡Es obvio que un kilo de papa cuesta más en una tienda en el norte de Bogotá que, en una plaza de abastos!, porque la tienda lo compra allá y lo lleva al norte, la lava y la dispone de una manera que usted la pueda comprar a solo tres cuadras de su casa. Cuando uno paga un producto en una tienda, paga el producto, el servicio de venta, la disponibilidad del producto, la cercanía y la atención, pero la gente salió corriendo a decir que Carulla era caro.

Es curioso que la gente cree como verdad un ejercicio de comparación en dos tiendas, pero nos exigen a los investigadores que tengamos encuestas con muestras grandes, y que mostremos los márgenes de error, y pese a todo siguen diciendo que no creen en las encuestas bien hechas, porque nunca los han encuestado; pero si creen en un texto que dice cosas que quieren oír para autojustificarse.

Lo que me tiene pensando, es como dos noticias iguales salen en menos de un mes, como si hubiese un ánimo definido de mostrar que Carulla es caro y los demás no, que las grandes cadenas causan inflación y la demás no. No sé si hay algún tipo de ejercicio de comunicación definido para posicionar a D1, pero si así lo es, obviamente el error es enorme, porque incluso Van Camps es del Grupo Santodomingo también. Adicionalmente, cuando la gente vaya a la tienda pensando que D1 es como un Carulla y podrán encontrar variedad, calidad, frescura y buen servicio, se darán cuenta que están en una tienda hard discount que no tiene el mismo servicio que Carulla.

Es insoportable la manía que tenemos de criticar a los demás, de decir verdades a medias y de tomar ejemplos puntuales para generalizar. Fácilmente Carulla tiene más de 50 productos al mismo precio de D1, y esos no son mencionados en el artículo, porque siempre es mejor jugar con los sofismas que mostrar las verdades. Lo mismo pasa con las EPS, que salvan a miles de colombianos diariamente, pero siempre hay un caso donde algo se hizo brutalmente mal, y el titular es “muere mujer por falta de atención”, y nunca “EPS salvaron la vida de miles de personas ayer”.

Nos encanta atacar a los grandes, porque sentimos que ellos deben pagar por nuestros pecados. Cuando compramos algo, nadie nos obligó a hacerlo, y si lo vemos después más barato, culpamos a la tienda que nos lo vendió y no a nosotros mismos que fuimos los que hicimos la compra.

D1 es una propuesta de valor espectacular que el mercado necesitaba en clases medias y medias altas de las ciudades principales, para funcionar como tienda de conveniencia de retanqueo, y sin duda, crecerá mucho, logrando tener miles de clientes satisfechos por su buen trabajo, y no necesitan de este tipo de publicidad oscura, que les hace más daño que bien.

Nota al pie para el lector: Este texto no me lo paga nadie, ni lo escribo para defender a nadie. Lo que quiero es que la gente comprenda que uno no puede ser tan irresponsable con sus palabras. Si uno publica algo, es responsable de lo que escribió y asume las consecuencias. Aclaro, que tengo una relación de años con el grupo Éxito por mi trabajo en temas de consumo, como la tengo con muchas de las marcas que hoy vende D1, y me puede más la responsabilidad de decir la verdad, que la de callarme y ver como engañan a la gente.

ALGUNOS DE LOS COMENTARIOS DE LECTORES EN EL TIEMPO


carolinabepo 15 abril, 2016, 11:44 am

Sinceramente y con todo respeto, no estoy de acuerdo con su texto. Soy de las muchas personas que primero hace una comprita en D1 y luego lo que falte lo compra en Éxito, Olímpica o Carulla (Ésta última solo si es necesario), y en realidad mi ahorro es impresionante. Le quiero comentar que el domingo tuve por cosas de la vida, que comprar una pasta dental y un cereal en Carulla… Mi gasto fue de casi 24.000, solo por esos dos artículos, y le comento también que he comprado el mismo cereal Tosh en D1 casi con 6mil pesos de diferencia, y la pasta dental Colgate al menos 3mil pesos de diferencia, y ojo al dato: estoy hablando de las mismas marcas. No creo que usted compre en D1, pero también le quiero contar que venden unas salchichas alemanas en no más de 7mil pesos (En Éxito marca Zenú $16mil y pico) , las mejores de supermercado que me he comido en la vida (Las volveré a comprar porque era el producto esperado, así que por mala calidad, no fue)… Sin contar los mejillones, las arepas de yuca, los huevos ultra baratos, la mortadela especial, los productos de aseo, las gomas de ositos, las galletas de chocolate… en fin podría quedarme todo el día explicándole como ahorro y como rico, pero no lo voy a hacer. Solo quiero decirle que sus explicaciones de Atunes no llenan las expectativas del consumidor que ahorra, creo que todos nos dimos cuenta que el Sr. que presentó el análisis nos dejó ver que no eran las mismas marcas, así como los tamaños. No somos tontos y ud no fue el único que se dio cuenta. Si bien el análisis del Señor no fue tan acertado para ud, no hay que ser la mata de la sapiencia para saber que D1 sí es más barato y le compite a las grandes cadenas. Esperaré una nueva opinión o análisis cuando ARA llegue a Bogotá y traiga las mismas marcas que el Éxito, a menor precio.



maria905513 15 abril, 2016, 12:43 pm

Compro en Carulla por comodidad y cercanía, pero he de reconocer que está absurdo de caro en precios. El articulo al que ud se refiere donde comparan Carulla y D1 ha despertado mi curiosidad, y créame que no he ido a un D1 no porque no quiera, sino porque no tengo cerca uno, pero estoy segura que cuando lo encuentre, entraré y compraré porque me da lo mismo que el Van Camps (a lo unico que se refiere) este en Carulla y no esté en D1. Carulla es genial pero ha tenido una subida ILOGICA en sus precios, doblando en algunos productos su valor lo cual no tiene sentido. Y si en D1 me van a vender el Colgate, o el Ariel, o el atun a la mitad, créame que lo haré. Su articulo no tiene ningun argumento de peso que me haga pensar que me equivoco al creer que Carulla se disparó en sus precios, y que D1 es una alternativa nueva para muchisimas cosas que están afectando el bolsillo de cada uno de nosotros los consumidores. Si va a defender a Carulla…de verdad la embarró porque no ha propuesto argumentos sólidos…más parece un niño pequeño haciendo berrinche porque escribieron algo que no le gustó. Mala pero mala mala su defensa….es más…raya en vergonzosa
javier339416 15 abril, 2016, 1:25 pm

Aunque empezaste el artículo con frases dignas de una adolescente en Facebook, pero en esencia, tienes la razón: existen marcas dirigidas a diferentes tipos de segmentos, unas con una promesa muy básica y otras con valor agregado y depende de las personas elegir; pero aún así, el autor en su ignorancia de conceptos de mercadeo sabe que esa diferencia de precio está comprendida en la maquinaria de promoción de las grandes marcas (punto para él).
Ahora, ya que hablas de objetividad y de hechos se te olvidó mencionar por ejemplo, el reciente escándalo de una marca de atún por utilizar redes y afectar delfines, o la cartelización de varios sectores (ya que en la mayoría hay oligopolios), o las condiciones injustas de negociación que las grandes cadenas hacen con las empresas productoras, cosas que no tienen que ver con estrategias comerciales, sino con ética, y que también afectan el precio.
Y por último, de muy mal gusto poner de -mal- ejemplo el tema de las EPS, porque sencillamente no hay que hacerles mención cuando hacen lo que se supone que deben hacer, y en cambio, sí es muy lógico denunciar lo errores, no sólo por la gravedad sino porque no son casos aislados (como lo cree Usted); precisamente lo demuestran los estudios de satisfacción (o del aumento de tútelas) que Usted destaca.
paula208077 15 abril, 2016, 1:33 pm

No importa qué tanto escriban, digan, se defiendan o ataquen a una u otra empresa. Los únicos que sabemos y podemos tener una posición frente a la controversia somos los consumidores, quienes al ver el total de las cuentas en uno u otro supermercado sabemos quién es realmente más barato. Defiendo fielmente al D1 pues los productos que ofrecen en sus tiendas, sin importar que no sean de marcas grandes o multinacionales, son de excelente calidad, sabor, higiene y precio. Para ir a un Carulla o un Éxito lo dudo dos veces pues en cada entrada a estos supermercados me exprimen la billetera y por una bolsa de compras pago la misma cantidad de dinero con la que hago mercado para una semana en mi casa.



fernando445861 15 abril, 2016, 1:35 pm

Claramente se ve la postura del escritor, esa cómoda manera de siempre de manera clasista tratar de dividir una situación contextualizándola a su favor, y comete el error de aquel a quien critica, mi estimado si bien es cierto que hay costos operativos mayores y que la atención la presentación entre otros aspectos hacen que los precios en estos lugares incremente, también es cierto que las políticas públicas permiten que los amañados hagan y cobren lo que les dé la gana, Ejemplo práctico: Pepito Perez tiene un negocio en un retirado barrio del Sur, allí una gaseosa x cuesta $1.500, dejándole una ganancia de $200 paga un alquiler de $700.000, en un Barrio del Norte Pepita Perez tiene un negocio de igual envergadura, en donde la misma gaseosa cuesta $2000, dejándole una ganancia de $700, pero paga de alquiler $1.400.000, allí está el problema, Pepita debió ganar $400 por igualdad de condiciones, pero no fue así, masifíquelo y acomódelo como quiera, ya que los proveedores son los mismos, los precios de venta son los mismos, es mas a grandes cadenas les sale más barato. Así que mi amigo el escrito no es más que su percepción personal, de resto nada interesante.



johndavis 15 abril, 2016, 11:21 am

A principio pensé que el D1 era solo para las clases populares, pero ahora lo veo en todas partes incluyendo el Chicó, Cedritos, Santa Bárbara llenos. Yo encuentro productos chéveres y de buena calidad



javiersimmonds 15 abril, 2016, 10:52 am

Compara Carulla con un similar como Jumbo u Olímpica, que no son baratos. Lo que compro en los últimos con $100.000, lo compro en Carulla, de las mismas marcas a un 15 o 20% más. Ni hablar de los precios en ARA o D1, allí sí que la diferencia es de más del 50%. Pero claro, eset economista es el que dice que ante la situación, los colombianos vivimos de viaje en viaje y de concierto en concierto. Hay más de 40 millones de compatriotas que parece que no viven en el país de las maravillas de este señor. Si usted no sabe del consumidor popular, pues no puede hablar del mismo.





No hay comentarios.: