ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

jueves, mayo 26, 2016

Logística del futuro: innovación en la cadena de suministro | América Retail

Logística del futuro: innovación en la cadena de suministro | América Retail


Logística del futuro: innovación en la cadena de suministro

Logística del futuro: innovación en la cadena de suministro

mayo 24, 2016

 0 Comments 🕔24.May 2016


No todas las novedades tienen el potencial de marcar la diferencia, al menos en cuanto a cadena de suministro se refiere; sin embargo, existen algunos avances tecnológicos que justifican con creces su inversión. La clave está en saber separar los hechos de la ficción, conocer las necesidades del negocio y las expectativas del consumidor y aproximarse a la innovación de la mano de la lógica, para hallar el equilibrio entre deseo y realidad.
Tomado en cuenta lo anterior, las reglas de oro para acertar en la elección son: entender que no basta con apostar por un invento, por muy creativo que parezca. No solo ha de ser prometedor, sino que ha de aportar valor. Por lo tanto, cualquier elección tecnológica debe ser el resultado de una planificación integrada y un estudio en profundidad de la empresa, la competencia y el mercado. Además, hay que tener en cuenta factores más importantes que la innovación y, como ocurre con la sostenibilidad y la responsabilidad social; su impacto en el consumidor es mucho más positivo a medio y largo plazo, a todos los niveles.
WENEBS
Por otra parte, el grado de necesidad de tecnología varía de una empresa a otra. Antes de invertir hay que conocerse y saber quiénes son los clientes, quiénes los proveedores y qué esperan de la organización. Así, a la hora de seleccionar la forma de innovar en la cadena de suministro, la analítica avanzada tiene un gran potencial.
Sus claves son:
• Agilidad necesaria para hacer frente al dinamismo de los mercados.
• Apoyo en la búsqueda de la estabilidad y la gestión de la volatilidad.
• Oportunidad de tomar ventaja cuando aparece la ocasión (debilidad de competidores o apertura de nuevos mercados, entre otras).
• Minimización de la incertidumbre.
• Optimización del rendimiento.
Las predicciones puntuales, los simples pronósticos no son lo suficientemente buenos. Es necesario contextualizar, hace falta una visión global que permita evaluar todas las opciones y el impacto de sus consecuencias.

Tendencias para los próximos diez años

Apoyarse en el análisis es la opción más segura cuando se trata de innovar en la cadena de suministro. Al mismo tiempo, interesa estar actualizado e informarse bien de las últimas novedades. Entre ellas, la escasez de trabajadores del conocimiento y las circunstancias cambiantes de la demografía son, junto con el creciente potencial de los mercados emergentes, los elementos que con más fuerza influyen en la configuración de una nueva forma de entender la cadena de suministro.
Así, en entorno a las nuevas tendencias tecnológicas que influenciarán la nueva gestión de la Cadena de Suministro se encuentran: La Micro Segmentación, que será clave para el éxito: conocer la parte exacta de la categoría de compra general de donde desencadena la decisión de compra. Para poder contar con este dato es preciso tener un conocimiento detallado de los segmentos de consumidores o clientes individuales, también conocidos como segmentos micro; que parte de la identificación de tendencias en base al estudio de los comportamientos de consumidores y usuarios, en contraste con los datos históricos de la empresa.
Partiendo de esta información es posible adquirir la capacidad de atender de manera eficaz a los clientes sobre la base de la estrategia de negocio. Las Redes Sociales, que jugarán un papel decisivo en la retroalimentación: tener presencia en el social media será tan importante como disponer de un método sistemático para estudiar los datos y difundir la información a los diversos grupos de la cadena de suministro (diseño, planificación, adquisición, servicios, manufactura, etc.). Aplicando esta forma de proceder se podrá, gracias al feedback, responder de forma proactiva e interactuar directamente con sus consumidores y los usuarios de medios sociales.
La inteligencia artificial, que se integrará en las actividades principales de la cadena de suministro: y el internet de las cosas será -de todos los avances tecnológicos disponibles para el sector- el que influya de manera más decisiva en los cambios que en los próximos años se producirán en las cadenas de suministro de muchas empresas a lo largo de todo el mundo.

El Cloud y la cadena de suministro internacional

cloud-supplychainLa cadena de suministro internacional está aquí para quedarse. La promesa de la nube indujo, desde sus inicios, un cambio de magnitudes sísmicas provocado por la llegada de datos independientes desde cualquier dispositivo, con cualquier tipo de tecnología, y accediendo desde cualquier lugar y en cualquier momento.
Esta realidad, tan futurística hace pocos años y tan cotidiana hoy día, ya se ha extendido en su faceta de uso personal. Es frecuente que se emplee a nivel particular para la descarga de música y vídeo, el intercambio de archivos o imágenes y la consulta de datos financieros, meteorológicos o de otro tipo.
La novedad es que ya está irrumpiendo en el ámbito de los negocios, haciéndose un hueco en los fundamentos de la gestión de la cadena de suministro. La historia de la gestión de la cadena de suministro es una sucesión de hitos: mover grandes volúmenes de un lugar a otro, reducir los tiempos de transporte de las mercancías, disminuir los costes, minimizar el impacto ambiental en una apuesta por la sostenibilidad… llega el momento de optimizar la eficiencia y la globalización es, junto con la tecnología, el aliado perfecto.
Sin embargo, la condición internacional conlleva también importantes desafíos como:
• La mayor complejidad en la gestión.
• La dificultad para adquirir la visibilidad necesaria sobre las operaciones.
• Los retos que implica ejercer el control en entornos globales.
• La mayor influencia de los cambios sociales, económicos, políticos y legislativos sobre el negocio y sus resultados.
La respuesta a muchos de estos retos es el principal beneficio de la nube para la cadena de suministro. El cloud ofrece la posibilidad de crear una plataforma de trabajo integrada donde se garantizan: La actualización de los datos: para garantizar la minimización del riesgo en la toma de decisiones; que se fomenta cuando los datos se pueden compartir, la visualización no tiene límites más allá que los de las autorizaciones de acceso y se facilita el impulso de un entorno colaborativo muy beneficioso.
La completitud de la información: cuando se trabaja en un entorno de integración los datos ganan en calidad. Esta cualidad impacta directamente en una toma de acción más precisa y consistente, que es fuente de ventaja competitiva.
La economía de costos: a diferencia de los medios de almacenamiento tradicionales, con sus licencias y sus necesidades de mantenimiento; el cloud propicia un consumo escalable en condiciones mucho más económicas que las que cualquier otra opción puede garantizar.
La rapidez: que promueve un modelo mucho más eficiente, tendencia en el sector, que evita tiempos muertos y retrasos, tan frecuentes con los modos tradicionales de intercambio de información.
Siempre que las condiciones de seguridad de los datos estén garantizadas, el beneficio a largo plazo de la nube es el poder contar con la herramienta básica para hacer un diagnóstico preciso, que impulsará la mejora continua de la fiabilidad y la previsibilidad de la cadena de suministro, facilitando el logro de la confianza en el rendimiento, que aporta valor y reduce el gasto, a partes iguales.

De la ciencia ficción a la cadena de suministro

La realidad de la cadena de suministro comienza a parecer extraída de las páginas de alguna novela de ciencia ficción. Informática, robótica y grandes dosis de creatividad, junto con un profundo conocimiento del sector y sus puntos débiles son el primer paso hacia la innovación.
Los avances más futuristas en lo que a cadena de suministro se refiere buscan nuevas oportunidades de dar un mejor servicio al cliente, garantizar su satisfacción, sellar un compromiso y diferenciarse de la competencia. Cuando los móviles capaces de leer códigos de barras ya no sorprenden a nadie, los ejemplos más llamativos de la nueva cadena de suministro son:
• El internet de las cosas aplicado a la logística: la tecnología continúa imparable y las métricas proliferan. Ya es una realidad el poder conocer la temperatura de la mercancía que se ha comprado en cualquier momento durante su transporte, acceder a los datos exactos que informan sobre su localización e incluso poder controlar los parámetros de humedad relativa que pueden afectar a los lugares por los que atraviesa en su camino hacia destino.
• Camiones sin conductor: evitar accidentes, reducir riesgos y optimizar los tiempos en los envíos (ya que se evitan las pausas requeridas por la ley al no haber ninguna persona física a las que aplicarlas); son sólo algunas de las bondades de este avance de la robótica, que sustituye a los transportistas por vehículos de última generación con mucho más que un sistema de navegación integrado.
• Drones: Amazon ya está realizando envíos con drones, que llevan el pedido a cualquier parte del mundo haciendo posible que su destinatario lo reciba en el jardín de su casa, en el día y la hora acordados. El volumen de la mercancía y su peso son una clara limitación a este servicio, que no puede exceder de determinadas medidas; pero esta nueva forma de entender la logística es la puerta más clara hacia el futuro y la personalización en el trato.
El término innovación implica el uso de un nuevo método o tecnología que resulta en procesos más productivos y eficientes. Cuando se trata de la cadena de suministro, la innovación implica mejoras en la forma en que productos y servicios, información y relaciones fluyen dentro de la red. En otras palabras, lo que distingue a líderes de seguidores. La capacidad de pensar de manera holística y estratégica sobre nuevas herramientas y nuevas formas de hacer las cosas es necesaria para superar los desafíos de la creciente complejidad de las operaciones de la cadena de suministro. La innovación no es ciencia ficción, es crucial para entender los cambios y mantenerse a flote siendo capaz de integrar personas, procesos y tecnología de manera sincrónica.

Miquel_Serracanta_EAE_okeaePor Miquel Serracanta, director de Programas de Supply Chain de EAE Business School.
Artículo original publicado enRevista Logistec.

No hay comentarios.: