lunes, octubre 17, 2016

La implantación de Amazon empuja al comercio local a internet

La implantación de Amazon empuja al comercio local a internet

LA VANGUARDIA

EL RETO DE LA DIGITALIZACIÓN COMERCIAL

La implantación de Amazon empuja al comercio local a internet

El sector se debate entre vender en la plataforma o defender el modelo tradicional

El comercio se está adaptando al crecimiento del canal de venta por la red (Jordi Play)

AINTZANE GASTESI, Barcelona 17/10/2016 02:18 | Actualizado a 17/10/2016 09:39Lea la versión en catalán


La sombra de Amazon es alargada y ya cubre prácticamente todos los sectores de consumo. Ya no son solamente los libros o los aparatos electrónicos, con el lanzamiento del servicio Prime Now, el gigante del comercio electrónico se mete en la nevera y se convierte en un operador de proximidad en ciudades como Barcelona o Madrid. El comercio local, abrumado por la omnipresencia de la firma estadounidense, intenta reaccionar. “Hoy en día no se puede no estar en internet, pero entre una tienda de barrio y un gigante como Amazon cabe un sinfín de posibilidades”, argumenta Nuria Bertran, directora de la escuela de distribución Escodi. La implantación masiva de Amazon, y especialmente tras el anuncio de la construcción de su centro logístico en El Prat, ha provocado un auténtico terremoto entre los comerciantes.

Para intentar orientar a los empresarios del sector, Escodi ha organizado un curso especializado para explicar al sector el abanico de posibilidades que ofrece la web. Comercio electrónico: Mi web vs Amazon, impartido por el especialista en implantación digital Xavier Rivera, tiene como objetivo analizar los pros y los contras de crear una tienda on line o de abrir una en la plataforma estadounidense. “Estar en Amazon puede ser bueno para cualquier tipo de sector o de negocio, pero resulta más interesante para empresas que vendan un producto que no esté muy presente en Amazon, ya que se puede entrar en una guerra de precios y perder el margen”, explica Rivera, experto en e-commerce y profesor de Escodi.

También la Generalitat ha reaccionado y ha organizado una jornada para profesionales del sector con un representante de Amazon: Amazon, una oportunidad al servicio del modelo catalán. Desde el Consorci de Comerç, Artesania i Moda aseguran que la jornada, que se celebrará el día 25 en Vic, ha despertado el interés entre empresarios del sector y en pocos días se agotaron las 50 plazas
de entrevistas individualizadas con Amazon. “Es solamente una más de las acciones para promover la digitalización del sector, creemos que ayudará a vender más”, explica Montserrat Vilalta, la directora general de Comerç de la Generalitat.

Pero la iniciativa ha caído como un jarro de agua fría entre el sector comercial más tradicional, que considera que “un operador privado como Amazon tiene el derecho y los medios para promocionar su plataforma de comercio electrónico; lo que no se entiende es que el Govern nos lo presente a los empresarios catalanes cuando es un modelo que creemos que será lesivo para muchos nosotros”, según un comunicado emitido por Pimec Comerç. Su presidente, Àlex Goñi, asegura que Amazon es una “amenaza real para el sector comercial”. Desde la Generalitat consideran que el fenómeno es imparable y que hay que reaccionar e, incluso, aprovechar la oportunidad.

“Amazon perjudica a todo aquel negocio que no se adapte al entorno on line y omnicanal. Es posible que marcas como Zara acaben montando una tienda oficial en Amazon como ya han hecho otras marcas, y hay comercios de Barcelona que son proveedores de la plataforma”, asegura Xavier Rivera. A su juicio, “el pequeño comercio se puede defender asociándose para lanzar plataformas a nivel local, pero para que tenga éxito debe dar un servicio excelente en usabilidad de compra, oferta y rapidez de entrega”. Y cita la iniciativa Manzaning, un plataforma de comercio de barrio que funciona en Barcelona.

Rivera también destaca que el mundo Amazon no es todo de color de rosa: la plataforma cobra una comisión de entre el 7% y el 15% de la venta, con lo que hay que tener un margen amplio para lanzarse. Por otra parte, el gigante estadounidense soluciona el gran hándicap de vender on line, que es la logística.
Las respuestas

Ametller: tiendas web desde las físicas

En plena construcción de su tienda on line, la cadena catalana de productos frescos Casa Ametller ha visto cómo han cambiado las reglas del juego. Primero la entrega rápida de El Corte Inglés y ahora la entrada de Amazon han dejado obsoleta su propuesta antes de lanzarla al mercado. “No tiene sentido abrir una tienda on line en un formato tradicional, hoy tienes que ser tan rápido como la competencia”, explica el propietario, Josep Ametller. La nueva tienda on line, que estará operativa antes de final de año, otorga el protagonismo a la tienda física y aprovecha la extensa red de puntos de venta en lugar de concentrar la distribución en un almacén central. “Nuestro modelo propone la entrega en menos de una hora desde nuestras tiendas, habrá un responsable del servicio en cada establecimiento y la entrega la hará Stuart, empresa de mensajería que usa bicicletas o motos”, dice el propietario de Ametller.

Mas Gourmets: esperando al gigante

“Me parece una gran noticia que Amazon se introduzca en el sector de los perecederos. Creo que si alguien lo puede hacer bien y tiene pulmón económico son ellos”, dice Jorge Mas, propietario de Mas Gourmets. La empresa, especializada en productos gourmet, básicamente jamón, quesos y embutidos, no vende en internet, pero está preparando una web renovada para principios de año que también incluirá la tienda on line. Y ya tienen cita con Amazon. “Tenemos una reunión pendiente, ya que consideramos que es clave tener un socio como ellos para llevarlo a cabo”, asegura Mas. Su modelo, con una decena de puntos de venta en Barcelona, además de uno en Madrid y otro en Sant Cugat, está integrado por puestos en un mercado municipal (la Boqueria de Barcelona), tiendas urbanas y córners con degustación. Ahora, se sumará internet. “El retail ya no es on line u off line. Son ambos a la vez –asegura–. Toda empresa debe saber gestionar los dos formatos”.

Sant Martí: producto especial en la red

La carnicería Sant Martí, con dos puestos en el mercado municipal de Sabadell y especialista en carnes exóticas como el buey de Wagyu o el Angus de Nebraska, así como carne de cocodrilo o embutidos como pastrami, lanzó su tienda online hace cuatro meses tras la experiencia adquirida después de colgar su catálogo en internet y recibir pedidos por teléfono. Hicieron una inversión de más de 10.000 euros y apostaron por un formato moderno y contenidos que han impulsado, sobre todo las ventas de grandes cuentas. “Hemos ganado clientes por internet con un ticket medio muy elevado, que llegan hasta los 400 euros por pedido, y además hemos atraído más clientes a los puestos del mercado”, afirma Àlex Castany, responsable de la empresa familiar. “Vender por internet es caro –explica–, queremos estar en Amazon Fresh, para nosotros es un canal más de venta”, argumenta. Castany valora que “los clientes confían en Amazon, aunque aún confían más en un supermercado”.

No hay comentarios.: