ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

sábado, enero 28, 2017

El supermercado se impone a tienda e híper: El supermercado se impone a tienda e híper

El supermercado se impone a tienda e híper: El supermercado se impone a tienda e híper




El supermercado se impone a tienda e híper


La marca blanca ya supone alrededor del 40% de las ventas en espacios...
La marca blanca ya supone alrededor del 40% de las ventas en espacios comerciales.SHUTTERSTOCK


La expansión del comercio de barrio de tamaño mediano se ha acentuado a raíz de la crisis, en detrimento de la pequeña y la gran superficie.
Durante los últimos años se ha producido un cambio radical en los hábitos de compra de los españoles. Bajar a la pequeña tienda de alimentación de la esquina para comprar el pan o la leche suena casi tan lejano como esperar al sábado para coger el coche, dirigirse a una gran superficie y llenar el maletero de comida. Este tipo de establecimientos, tanto el comercio tradicional como el hipermercado (espacios de más de 2.500 metros cuadrados), se han visto desplazados por otro formato, el supermercado, que ha aprovechado la crisis para acentaur su expansión.
Según datos de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), integrada por 19 firmas que suman más de 6.000 establecimientos y facturaron más de 40.000 millones de euros en 2015, los actuales reyes de la venta de alimentos son los grandes supermercados (superficies de más de 400 metros cuadrados), que ya acaparan un 64,7% de cuota de mercado (frente al 56,6% de 2009). Una de las razones de su crecimiento, señalan desde Anged, hay que buscarla en las regulaciones autonómicas sobre licencias comerciales, que han incluido barreras a la actividad de los hipermercados para apoyar al comercio tradicional, pero a quien han terminado beneficiando es al gran supermercado.
En algunas regiones se han puesto barreras a las grandes superficies que han beneficiado a los supermercados
De hecho, la cuota de mercado de las tiendas de barrio se ha reducido hasta el 5,9% (era del 9% en 2009), la del hipermercado ha caído del 19,1% al 16,3% e incluso la del pequeño supermercado (menos de 400 metros cuadrados) ha retrocedido del 9% al 5,9%, según el Informe Anual 2015 de Anged. Junto a la vertiente legal, otra razón que ha ayudado al ascenso de los supermercados ha sido "la evolución del comportamiento del consumidor, que ha buscado mayor recurrencia en sus compras de alimentación, así como proximidad y conveniencia", explica Fernando Pasamón, socio responsable de la industria de Bienes de Consumo y Distribución de la consultora Deloitte.
Sea como fuere, el auge del súper ha tenido otra consecuencia: el crecimiento de la marca blanca en detrimento de las tradicionales enseñas de alimentación. Según Ignacio Larracoechea, presidente de Promarca, "aquí hay que diferenciar dos grupos de supermercados: los que tienen una amplia presencia de productos de marca, en torno al 75% o el 80%, como Ahorramás, Condis, Consum, Gadis, Coviran o Carrefour; y los que apuestan por una filosofía basada en el descuento y la marca blanca, donde se encuadran el hard discount (Lidl y Aldi) y el soft discount (Mercadona y Dia)".
El crecimiento de este segundo segmento ha provocado, según Larracoechea, que desde el inicio de la crisis "hayan desaparecido un 20% de enseñas y dejado de llegar a las estanterías un 70% de nuevos productos". En todo caso, la marca blanca ya existía antes de la crisis, cuando representaba el 28% de las ventas en superficies comerciales, lo que sucede es que las dificultades económicas y el auge de los supermercados han acelerado su crecimiento, hasta representar hoy cerca de un 40% de las ventas de productos alimenticios.
Desde Promarca lamentan que algunos supermercados no apuestan por las grandes enseñas
Según las Cuotas de mercado de la distribución de la consultora Kantar Worldpanel, Mercadona representa actualmente el 23,4% del negocio de la distribución en España, seguida a mucha distancia por Carrefour (8,7%), Dia (8,5%), Eroski (5,8%), Lidl (4%) y Auchan (3,7%). El boom de algunas de estas cadenas se explica, entre otros motivos, por las transformaciones que han sido capaces de introducir en el complicado segmento de los productos frescos, que hasta hace muy poco tiempo era coto casi exclusivo del comercio tradicional.
Todavía hoy, las tiendas de barrio suponen alrededor del 45% del mercado de frutas, verduras, carne y pescado, según datos del INE, además de acaparar el 30% del gasto en alimentación de los hogares españoles. Y eso a pesar de que más de 2.800 establecimientos de este tipo han echado el cierre desde 2008, según datos de Anged, lo que ha contrastado con las 2.300 aperturas de supermercados registradas en el mismo periodo.

Lenta irrupción del 'e-commerce' en el sector

La gran incógnita en el corto plazo es saber cómo afectará la progresiva irrupción del comercio electrónico. En la actualidad, las ventas de alimentos por Internet suponen entre el 1% y el 2% del conjunto del sector, frente al 7% de Reino Unido, y "existen pocos casos donde este modelo genere rentabilidad", según Pasamón. De hecho, las distribuidoras tradicionales que se han asomado al e-commerce (Dia, Mercadona, El Corte Inglés o Carrefour) lo han hecho sólo por dos razones, según el socio de Deloitte: "Como complemento de su oferta de servicios al consumidor y, sobre todo, para no quedarse descolgadas ante una eventual adopción masiva de este canal".
También han surgido los primeros supermercados online, como UlaboxTuDespensa.comSoySuper, pero el trasvase hacia ellos desde el canal físico "se irá produciendo de una forma muy lenta", según Pasamón. Sobre todo, porque "no se ha producido una gran disrupción, como la que sí ha tenido lugar en otras categorías de gran consumo, como los libros, los viajes o la electrónica".
En todo caso, la expansión del canal online es imparable porque forma parte de un proceso más amplio, ligado a la digitalización de toda la industria de la alimentación. Tal como explica Mauricio García de Quevedo, director general de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), "el sector es consciente de las ventajas competitivas que la transformación digital ofrece a las empresas, sobre todo, en materia de competitividad tanto en el mercado interior como en el acceso a nuevos mercados".

El reto de vender frescos a través de la red

  • El gigante del comercio electrónico Amazon inauguró el pasado septiembre su supermercado online en España, actualmente en fase beta y con una oferta constituida por alimentos no perecederos.
  • El gran reto de la compañía es vender también productos frescos, algo que ha empezado a ofrecer a través del servicio 'Prime Now' en más de 20 municipios madrileños (incluida la capital), gracias a los acuerdos sellados con un mercado local, una cadena de vinos y la enseña La Plaza, perteneciente al Grupo Dia.
  • El compromiso de Amazon es distribuir hasta 7.000 productos frescos y congelados en un plazo máximo de dos horas, lo que supone una auténtica revolución en la distribución de alimentos a través de Internet.
  •  Además, España podría dar la bienvenida próximamente al otro gigante mundial del e-commerce, Alibaba, que el pasado julio celebró un encuentro con FIAB, que actualmente se encuentra buscando socios estratégicos internacionales para impulsar este canal de distribución.

Algunos datos a tener en cuenta

  • 23.000 comercios tradicionales sobreviven actualmente en España, lo que contrasta con los 100.000 existentes a finales de los 80 y con los 26.000 registrados en 2008.
  • 3.684 supermercados de gran tamaño (más de 1.000 metros cuadrados) han abierto sus puertas entre 2008 y 2015, lo que supone un aumento del 30% y los sitúa como el nicho que más ha crecido en ese periodo.
  • La actual cuota de mercado de los hipermercados en el negocio de la alimentación es del 16,3%, tras crecer en 2015 un exiguo 0,4%, el primer avance del segmento desde el inicio de la crisis.

No hay comentarios.: