ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

sábado, enero 28, 2017

Los frescos vuelven a la cesta de la compra

Los frescos vuelven a la cesta de la compra



ORIGEN LA PROCEDENCIA DEL ALIMENTO COMO FACTOR CLAVE PARA LA DECISIÓN DE COMPRA

Los frescos vuelven a la cesta de la compra

  • El cliente está más sensibilizado que nunca con los productos locales

  • La crisis hizo del consumidor un buscador incansable de los mejores precios




Junto al precio, la calidad y la procedencia de los alimentos se constituyen como los factores fundamentales para la toma de decisiones de compra de productos como la fruta, la verdura o el pescado
Es posible que no recuerde el día en que el tomate dejó de saber a tomate o en que el limón reemplazó el sabor a fresco del pescado. La crisis hizo del consumidor un buscador incansable de los mejores precios, hasta el extremo de olvidarse, en muchas ocasiones, de la calidad y la procedencia de los alimentos frescos que adquiría.
Si en algo se fijaba el cliente a la hora de comprar fruta o verdura, además de en el ticket, era en que el producto fuese lo más atractivo posible a la vista. Cuanto más redondeada, brillante y colorida fuese la manzana, mucho mejor. "La fruta se recogía antes de tiempo y maduraba de camino al punto de venta. De manera que no se habían desarrollado los azúcares y, por tanto, tenía poco, o ningún sabor. Se primaba el buen aspecto y las formas perfectas", explica José Antonio Boccherini, director del departamento de Empresas Alimentarias del Instituto Internacional San Telmo.
Más de la mitad de la fruta que se vendió en los supermercados el verano pasado era de temporada
Finalizada la crisis, o al menos sus peores años, esta situación empieza a revertir. El consumidor ha vuelto a otorgar plena importancia a la calidad, al sabor y, con ello, a los productos de temporada. Pese a que la globalización ha conseguido que casi todos los productos frescos puedan consumirse en casi cualquier momento del año, los clientes son conscientes de que la calidad no es la misma en las diferentes épocas.
Prueba de ello es que mas del 50% de la fruta que se vendió en los supermercados españoles durante los meses de verano fue fruta de temporada, sobre todo sandía, melón y las frutas de hueso .
El consumidor opta por los productos de cercanía porque los considera de mayor calidad
Sin dejar de lado el precio, este consumidor consciente y responsable ha pasado a comprar mirando también atentamente la etiqueta de origen del producto. Entendiendo que si se ha cultivado cerca de casa, será de mejor calidad. Los denominados productos de kilómetro cero vuelven a ser un indispensable en cualquier cesta de la compra. "El consumidor se ha vuelto socialmente sensible. Adquiere productos locales para apoyar los alimentos de la tierra y porque cree que lo local es más artesanal. Lo valora como de mayor calidad", cuenta Boccherini.

Crece el consumo de frescos

Esta forma de compra con fuerte presencia de frescos -que recuerda a la de las generaciones senior- ya ha sido adoptada por muchos jóvenes, pese a que requiere acudir con mayor frecuencia a los establecimientos y, normalmente, no es suficiente con visitar uno solo.
La previsión es que los adeptos a este formato crezcan en los próximos años, dando lugar a un modelo más descentralizado que el actual, en el que prácticamente todos los productos se adquieren en el supermercado, el formato preferido por los usuarios en la última década.
El pequeño comercio saldrá necesariamente fortalecido de esta nueva forma de consumo y ya evoluciona hacia mercados modernos en los que incluso se puede comer o tomar un aperitivo. "Las tiendas de barrio garantizan la proximidad y la frescura de los alimentos, pero tienen que modernizarse. Una tienda de barrio como entendíamos hasta ahora necesitará una oferta de calidad, productos de temporada, una buena presentación y facilidades de compra si quiere seguir compitiendo", argumenta Jaume Llopis, profesor de Dirección Estratégica del IESE.
Los frescos son la asignatura pendiente para las grandes cadenas nacionales de 'retail'
Conscientes de que ahora el pequeño mercado les planta cara -y no a la inversa-, los grandes retailers se han esforzado por potenciar su oferta de frescos creando mercados dentro de los supermercados o, incluso, desarrollando nuevos formatos como La Plaza de Dia. Con 100 aperturas previstas en toda la geografía, se presenta como un supermercado actual, de proximidad y que conserva el sabor de lo tradicional.

La asignatura pendiente

Al tiempo que, si es asiduo a Mercadona, habrá notado cómo los empleados le animan a la compra de frescos, por ejemplo, de la pescadería, mientras usted está llenando el carrito en otra sección. "Los frescos son la asignatura pendiente de las grandes superficies. Les supone un problema logístico y de eficiencia porque no hay proveedores que puedan suministrar con igual calidad a toda una cadena", cuenta el profesor de Dirección Estratégica del IESE.
Por esta razón crecen, además de los mercados, otros centros comerciales de pequeño tamaño y de tipo local cuya previsión es que continúen desarrollándose en los próximos años, "porque cuentan con proveedores locales, precisamente lo que les hace falta a los grandes retailers, cuya solución pasa por otorgar autonomía a los centros para que puedan trabajar con productores de cada zona", opina Llopis.
La preocupación por la salud y el físico anima a los usuarios a acudir a mercados de proximidad
El fresco ha pasado a suponer el 50% del gasto en la cesta de la compra de los españoles y la preocupación por la salud y el físico es, en buena parte, culpable. Alimentos como el pescado -uno de los artículos que más sufrió durante la crisis- recuperan ahora su hueco en el carrito de la compra, y se calcula que cada español consume de media unos 27 kilos al año. "La dieta mediterránea nunca se ha abandonado, pero ahora el surtido es más amplio que nunca y también más fácil de comprar y cocinar. Cada vez hay más hortalizas y frutas frescas limpias y envasadas como acelgas en bolsa, las espinacas o los famosos canónigos", cuenta María Martínez Herrera, responsable de comunicación de la Asociación Española de Distribuidores de Autoservicio y Supermercados (Asedas).
El boom gastronómico y las videorecetas online han hecho el resto. ¿Por qué no dedicar una mañana de sábado a preparar un plato de cuchara como los de la abuela?

No hay comentarios.: