ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

jueves, febrero 09, 2017

Marketing Emocional en tus campañas de Email Marketing

Marketing Emocional en tus campañas de Email Marketing


¿Cómo aplicar el marketing emocional en el email marketing?

show-your-content-some-love-banner-image
Actualmente estamos en un momento en el cual los mercados se encuentran saturados de productos y muchas veces las diferencias entre ellos son mínimas. A menudo nos preguntamos: ¿Qué es lo que hace que una persona se decante por mi producto y no por el de la competencia si vendemos exactamente lo mismo? A priori se puede pensar que la solución es hacer buenas campañas publicitarias o tener una buena presencia en las redes sociales (que también es importante), pero la clave reside en cómo nos acercamos y relacionamos con nuestro público objetivo. Y aquí es donde entra en acción el marketing emocional.
El marketing emocional es aquella estrategia que se centra en crear un vínculo afectivo con el cliente para potenciar el sentido de pertenencia a la marca. Busca hacerles partícipes de sus momentos, acciones y logros para conseguir que la sientan como propia y que se conviertan en los principales altavoces y comerciales del la marca. También es importante tener en cuenta que es una forma de fidelizar el cliente. Para lograr esta situación se estimulan las emociones del usuario para llegar al concepto de Lovemark. Y es que es así, lo que buscamos es que nuestro público objetivo se enamore de nuestra marca y lo exprese a los demás.
Ahora viene lo realmente interesante, ¿cómo podemos aplicarlo al email marketing? Siguiendo estos 8 consejos que te damos:
  1. Sé coherente con tu imagen corporativa
Recuerda que debe haber coherencia entre el diseño del email y la imagen corporativa de la marca. Es importante que siga una misma línea y estilo porque sino puedes trasladar ciertas dudas e incongruencias al receptor. Por tanto, utiliza los colores corporativos, no manipules de ninguna forma el logotipo, comunica los mismos valores y exprésate siempre con el mismo tono. Si constantemente cambias la línea creativa de tus campañas de email tus clientes difícilmente podrán asociarlas con tu marca.
  1. Personaliza cada uno de tus contactos
Todos hemos visto con nuestros propios ojos que las campañas de email marketing de las marcas, en general, son muy impersonales y el principal y real objetivo está en vender. Sin embargo, a todo el mundo le gusta sentirse especial y que le presten atención. No queremos que nos traten como a uno más y es aquí donde radica la importancia de personalizar los emails. Utilizar un asunto personalizado nos ayudará a que el cliente vea que realmente le estamos hablando a él y que en todo momento lo tenemos presente.
  1. Personaliza a la marca
De la misma manera que al cliente le gusta ver su nombre en un email, también agradecerá saber quién hay detrás de la marca. Si humanizas la toma de contacto conseguirás que el usuario tenga constancia de quién es aquella persona que envía el email y le trasmitirás confianza y seguridad en la marca. Por este motivo es una buena opción firmar los emails o presentar el equipo de trabajadores.
  1. Convierte tu email en una experiencia
Actualmente, ya estamos cansados que nos digan lo bueno y bonito que es un producto para conseguir una venta. Queremos y buscamos algo diferencial, que nos impacte profundamente y que no se nos olvide nunca más. En definitiva, buscamos vivir una experiencia. Por tanto, tu email debe convertirse en una experiencia para los sentidos. Si consigues llegar al corazón del cliente, te tendrá muy presente y no se olvidará de ti. Funcionan muy bien todos aquellos contenidos que impactan directamente a las emociones de la persona, como por ejemplo, contar una buena historia o crear un concurso interesante.
  1. Hazlo deseable
Es importante que resaltes en el email aquellos puntos fuertes de tu producto para hacerlo más deseable. Destaca todo aquello que sepas que lo hace ser especial, ponte en la piel del cliente y piensa en qué te gustaría ver a ti. Recuerda que aunque no sea el mejor producto del mercado, si consigues hacerlo deseable y que lo prefieran a los de la competencia, lo comprarán.
  1. Dialoga con ellos
Deja de comunicarte con el cliente y pasa a crear un diálogo con él. Se sentirá escuchado y también te permitirá tener un feedback de sus intereses e impresiones. Fomenta el diálogo en tus campañas de Email Marketing: Integra las redes sociales, envía encuestas o permite incluso que te respondan al correo.
También es importante estar presente en cualquier interacción del cliente con la marca. Las campañas de email marketing automatizadas serán tus mejores aliadas para conseguirlo. Debemos aprovechar cualquier acción que haga el usuario para contactar con él, ya sea dándole la bienvenida, ofreciéndole ayuda o sugiriéndole productos o servicios relacionados con su búsqueda. De esta manera el usuario tendrá una buena impresión de la atención de la marca.
  1. Gánate su confianza
Sabemos que ganarse la confianza de una persona no es tarea fácil y que en cuestión de segundos ésta se puede perder. Por este motivo es importante que te esfuerces a comunicar que ellos son tu prioridad y que sus intereses están por encima de los tuyos. Cuantas más facilidades les blindes, más te lo agradecerán y confiarán en ti. Y sobre todo, en el caso que comentas algún error, reconócelo y haz todo lo que esté en tu mano para trabajarlo.
  1. Gánate su corazón
No envíes un email por enviar. Es indispensable que el contenido de éstos siempre sea de calidad y del interés del usuario. De esta forma conseguirás que el cliente esté esperando los emails de tu marca, sabrá que lo que recibirá será de su agrado. Como hemos comentado otras veces, es muy importante segmentar bien las bases de datos para saber qué contenido debes enviar a cada cliente. Si todavía no lo has hecho, aquí te damos 4 tips para hacerlo correctamente.

No hay comentarios.: