jueves, abril 27, 2017

Opinión: Sobre el impacto de las tiendas de descuento duro en el retail Colombiano




Opinión: Sobre el impacto de las tiendas de descuento duro en el retail Colombiano

Opinión: Sobre el impacto de las tiendas de descuento duro en el retail Colombiano

Abril 20, 2017

👤Periodista: María Luisa Ayala Fuente: Ignacio Gómez Escobar 🕔20.Abr 2017

NO HAY PEOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE OIR…
Los profundos cambios en el retail Colombiano en los últimos años saltan a la vista, se tocan, se palpan, se ven, se leen, pero pocos quieren escuchar al respecto.
Estas son las cifras de ventas y de penetración de los tres formatos de descuento que están hoy en el mercado: Tiendas D1, se dice con 600 tiendas, Tiendas Ara con 230 y Justo&Bueno con 255, ya tienen el 7% del mercado.  Sus ventas en el 2016  se estimaron en 4 billones de pesos y los colombianos gastamos $19 de cada $100 pesos en este tipo de formatos. Si sumamos las ventas de estos tres formatos, el descuento duro es ya la tercera o cuarta cadena en ventas,  en sólo 8 años de existencia.
Si bien, se ha beneficiado el consumidor, al encontrar los productos de la canasta básica alimentaria y de aseo a los precios más bajos del mercado, también se han beneficiado los productores de estas categorías que suministran las marcas propias que son parte esencial del formato. En algunos casos como Tiendas D1 puede alcanzar el 85% del portafolio. Esta estrategia de marcas propias beneficia a los productores de la franja media, aquellos que no pueden acceder fácilmente en las grandes superficies, bien sea por lo costoso u otras razones, aquí encuentran un nicho de mercado interesante. Aunque en muchas ocasiones los grandes volúmenes que demandan estas cadenas de descuento les dificulta estar allí. Volúmenes que son resultado de: las altas ventas, del portafolio corto, de 500 a 1000 referencias. Allí es donde mejor se refleja la “paradoja de la elección” donde “menos es más”. Cabe anotar que los precios bajos son consecuencia de una buena negociación: sin paquetes comerciales porque no hay promociones, rifas, mercaderistas, devoluciones. Consecuencia de un control estricto de costos y de una logística eficiente. En descuento duro no se llega al precio de venta castigando el margen, se llega controlando los costos y manteniendo un margen competitivo, inclusive igual o mejor que el de las grandes superficies.
¿Están las grandes superficies, los mega retailers perdiendo su reinado? Parece que sí. Cadenas como el Grupo Éxito, parece no saber para donde van, o al menos esa es la percepción que se tiene. Las últimas medidas que han tomado es franquiciar su cadena Surtimax, en formatos de 100 a 200 metros, iniciando en Bogotá. Con esas áreas suponemos que tendrán un surtido corto y que buscan competir de manera directa con D1, Ara y Justo&bueno, los tres también cuentan con altísima presencia en Bogotá. Queda la pregunta: ¿Qué pasara con la estrategia del Tendero aliado?
Olímpica, siente “respirándole en la nuca” a Tiendas Ara, se le metió al rancho, usurpo sus dominios costeños y esta cadena de los Char lo ha sentido. Para este formato de descuento de Jerónimo Martins, que trae a Colombia la experiencia de Polonia con Biedronka, la costa atlántica colombiana es un objetivo, hoy desde Santa Marta hasta Sincelejo y siguen creciendo con 150 tiendas en el 2017 en todo el país. Olímpica responde con diversificación en nuevos territorios como Bucaramanga.
Jumbo y Metro, de Cencosud, aunque anuncian recuperación en el 2016, siguen con la “maldición Carrefour”, la salida de esta cadena, que pareció más bien un abandono, le sigue pesando, los clientes aún tienen ese triste recuerdo de la soledad y abandono de los últimos meses del ya mencionado Carrefour. Si le sumamos a Cencosud el mercado que han perdido con las tiendas de descuento, ese “dejar de vender” hace que su camino a la recuperación total sea más lento.
Las cadenas regionales también se han visto afectadas por estos nuevos formatos, así mismo la Industria ante el fuerte incremento en ventas de las marcas propias que sustituyen sus marcas en los anaqueles frente al público.
En este nuevo escenario indudablemente ocurrirán muchas cosas en los años venideros, seguramente veremos una dinámica de todos los protagonistas para conservar y ganar mercados y al final esperamos que  el beneficiado sea el consumidor al lograr  productos con una muy  buena relación calidad – precio y donde  rinda más su dinero.

Autor: Ignacio Gómez Escobar

No hay comentarios.: