ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

lunes, abril 24, 2017

Trident y la historia del chicle | Weimark Branding

Trident y la historia del chicle | Weimark Branding


Trident y la historia del chicle


por Julián Herrero

Escucha este post
Alimentación y Bebidas, Norte América, Gran empresa, Estrategia, Posicionamiento, Chicle, Dientes, globo, low cost, menta, rosa
23/04/2017



¡Hola a todos! Hoy hablamos de un producto sencillo que ha evolucionado muy poco desde su invención pero que mueve miles de millones de dólares. La historia de Trident y los chicles.

Trident, la marca de chicles líder que revolucionó el mercado hace 50 años


Qué tendrá esto de darle a la mandíbula, que llevamos haciéndolo miles de años. Si, amigos, personas de todas las culturas y orígenes rumiando sustancias que inicialmente eran naturales, como la resina y el látex, y ahora vete a saber de qué están hechos…Bueno, en realidad, si lo sabemos; de acetato de polivinilo y casi toda la producción mundial de este material corre a cargo de GoodYear, la marca de neumáticos. Cómo te quedas?

El primer chicle del que tenemos constancia tiene 5.000 años, una locura. Lo encontró una estudiante británica de arqueología en una excavación en Finlandia. Se trata de una bolita de alquitrán de corteza de abedul y conserva numerosas marcas de dientes. Los expertos creen que la gente del neolítico mascaba chicle para curar infecciones bucales e incluso para reparar vasijas de barro.

El chicle más antiguo que conocemos es del Neolítico y tiene 5.000 años

En la antigua Grecia se masticaba chicle de resina de Lentisco, un arbusto muy extendido por la región. Las mujeres griegas lo usaban para mantener limpios sus dientes y mejorar el aliento.

El origen del chicle moderno está en las selvas del sureste Mexicano y el norte de Centroamérica, en la región del Gran Petén, donde hace más de dos mil años floreció la cultura Maya. Fueron ellos quienes comenzaron a recolectar la savia lechosa (latex) del Chicozapote, haciendo incisiones en la corteza. Una vez seca se obtenía una goma masticable que usaban para limpiarse los dientes y la boca o para quitarse el hambre en los rituales de ayuno.

Recolección de la savia lechosa del Chicozapote con la técnica que empleaban los mayas

Las tribus originarias de Nueva Inglaterra, donde se asentaron los primeros colonos británicos que darían lugar a las 13 colonias fundadoras de los EEUU, les enseñaron a saciar su sed mascando una resina que se extraía de la corteza de las Píceas. En 1848, John B. Curtis, empezó a vender bolas de este chicle en los Estados del Este, y se considera el primer chicle comercial de Estados Unidos. Lo llamó State of Maine Pure Spruce Gum, sin complicarse la vida, vamos. Era la época del salvaje oeste, pensad en un rudo cowboy empuñando suColt, de los que ya hablamos en Brann, y mascando chicle como un adolescente.

Pronto se hizo muy popular y aumentó rápidamente la demanda. La producción era limitada porque los árboles necesitaban una media de cuatro a ocho años de descanso entre las extracciones. Cuando los árboles de chicle de Centroamérica ya no pudieron satisfacer la demanda, los productores buscaron gomas base sintéticas para continuar con el negocio. Así empezaron a usar la parafina, descubierta en 1830, endulzada con miel o azúcar. Era una buena alternativa porque se trata de una sustancia con poco sabor y abundante, aunque siguieron buscando un material mejor.

John B. Curtis es considerado el inventor del primer chicle comercial de EEUU

El 28 de diciembre de 1869, William F. Semple, un dentista de Ohio, patentó el primer chicle. William empleó goma para crear un producto que pretendía ejercitar las mandíbulas y estimular la masticación. Es paradójico, o a lo mejor no tanto, que fuera un dentista el que patentara el primer chicle, no creéis?

Tenemos que hablar también de Thomas Adams, considerado el fundador de la industria del chicle comercial. Adams trabajaba como secretario del entonces líder militar mexicano, Antonio López de Santa Anna, que frecuentemente masticaba una goma natural denominada chicle.

En un principio Adams trató de adaptar esta goma para la fabricación de neumáticos, pero cuando esto no funcionó, convirtió el chicle en una goma masticable llamada Chiclets que todavía se produce hoy en día. Se inspiró en una niña cuando la vio comprar cera parafinada para masticar. Empezó a trabajar con la goma natural, primero la moldeo con agua caliente, luego la mezclo para que fuera más suave, añadió sabores de regaliz y finalmente dividió la masa en pequeños cuadritos.

Antonio López de Santa Anna, Thomas Adams y la marca Chiclets que aún hoy sigue vendiéndose

En 1871, Thomas se hizo con una patente de una máquina para fabricar chicles y empezó a venderlos en las farmacias de Manhattan por sólo 1 céntimo de $. Unos años más tarde, en 1899, su compañía y otras similares se unieron formando la American Chicle Co. En 1920, construyeron una enorme fábrica en Long Island y el negocio no paraba de crecer con una valoración de 5M de dólares. No está nada mal para un producto que se vendía a un centavo, verdad?

Fábrica de American Chicle Co. 1920 Long Island. Anuncio de prensa de 1923.

Un pequeño inciso, en 1928, aparecieron los primeros chicles que permitían hacer globos, lo consiguió el señor Walter Diemer.

Y por fin aparece nuestro protagonista, a mediados de la década de 1950 las autoridades públicas de Estados Unidos habían comenzado a mostrar una gran preocupación por el consumo excesivo chicles debido a la alta concentración de azúcar que tenían. En 1962 la American Chicle Co. junto (por no aburriros con enredos empresariales) con el laboratorio Warner-Lambert Pharmaceuticals, desarrollan un nuevo chicle que sustituía el azúcar por edulcorantes artificiales. Nacía Trident, el primer chicle sugar-free de la historia.

Según parece el nombre de Trident viene de las 3 enzimas que lleva para combatir la aparición de sarro y la partícula -dent derivada de dental.

En 1964 lanzan la marca a nivel nacional y con este nuevo posicionamiento de cuidado de la salud bucal se aseguraron el éxito. Sólo un año más tarde lanzaron la famosa y ultra efectiva campaña 4 de cada 5 dentistas seguramente el mejor ejemplo publicitario de la historia. Sigue funcionando más de 50 años después. Tremendo

Con el tiempo, Trident no ha parado de mejorar y evolucionar sus productos. Ha sacado nuevos sabores, menta verde, canela, frutas… y ha investigado clínicamente cómo cuidar y fortalecer los dientes. Siempre tratando de de llegar a un público más amplio.

Línea de packaging del diseñador Hani DouajiCampaña de Matt Mckay con ilustraciones de Josh Harvey y Anna Gómez.
“No dejes que el café tape tu sonrisa”

En la actualidad Trident pertenece a Mondelez, es líder mundial de ventas con presencia en más de 70 países y con unas cifras que rondaban el Billón de dólares en el año 2015. Trident transformó la industria hace 50 años y os lo queríamos contar, esperamos que os haya gustado.
ESCUCHA ESTE POST

- See more at: http://www.weimark.es/brann/trident-y-la-historia-del-chicle/#sthash.BJb5S2Bm.dpuf

No hay comentarios.: