ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

lunes, mayo 22, 2017

Alpina compra a Doña Maíz - Empresas - Economía - ELTIEMPO.COM

Alpina compra a Doña Maíz - Empresas - Economía - ELTIEMPO.COM


Socios de Alpina entran al nicho de arepas


Con informales, tamaño del negocio de este tipo de alimentos suma en el país $ 3,8 billones anuales.




En el 2016, Don Maíz facturó $ 38.000 millones.
Foto:

Cortesía Don Maíz

Por: Rolando Lozano Garzón
19 de mayo 2017 , 11:31 p.m.



Los principales socios de Alpina acaban de hacer una fuerte apuesta por la diversificación.

Además de lanzar al mercado una bebida a base de almendras a través de Alpina, ahora compran a Don Maíz, una de las compañías productoras de arepas más tradicionales del país.

Don Maíz nació en 1998 como un proyecto artesanal, y con el paso de los años se ha convertido en una próspera industria que además fabrica, entre otros, empanadas, tortillas y complementos como encurtidos de ají y hogao.

EL TIEMPO conoció que Azul Nevado, firma a través de la cual Alpina operó, hasta el 31 de diciembre pasado, sus tiendas de venta al detal de sus marcas de postres y derivados lácteos y los puntos de fábrica, es la encargada de asumir el reto y la nueva dueña de Don Maíz.

En detalle, los socios de Azul Nevado son Agroindustrial de La Sabana, Cayambe Establishment y Max Baenziger y Compañía, firmas que se encuentran entre las sociedades fundadoras o socias de Alpina. Registra ventas anuales por unos 30.000 millones de pesos y tiene 275 empleados.

Sin embargo, este nuevo negocio implica para Azul Nevado cambiar de actividad empresarial y convertirse en productor y comercializador de alimentos semipreparados a base de maíz.
Alpina, al negocio de las arepas y llega aseguradora popular francesa

Alpina, galardonada como anunciante digital del año

La feria para descubrir nuevas variedades de quesos


Don Maíz facturó el año pasado 38.000 millones de pesos y alcanzó una utilidad neta de 902 millones de pesos. Además, tiene 6 por ciento de tajada del negocio. Es decir que la actividad formal de producción de alimentos preparados a base de maíz en Colombia es de unos 633.000 millones de pesos anuales.

Don Maíz, que fue fundada por Libia Jaramillo en 1998, tiene 323 empleados y una planta en Bogotá.

Sin embargo, 1998 es el año de la fundación oficial de la empresa porque desde 1983 ya actuaba como un negocio casero, con una red que le permitía cubrir supermercados y distintos puntos de venta en el país.

El pasado 3 de mayo, en Bogotá, Libia Jaramillo, con el 50 por ciento de la propiedad accionaria de Don Maíz, y 10 de los miembros de su familia, con el 50 por ciento restante, dieron un paso al costado tras la justa oferta de la compañía hermana de Alpina.

Otro hito de Don Maíz sucedió en el 2010 cuando la tecnificación de su planta le permitió abordar el mercado nacional hasta lograr posicionarse como la número uno de la categoría. Hasta entonces, muchos de los procesos se realizaban de manera artesanal.

Otro suceso relevante se dio un año después cuando la señora Libia y sus hijos cedieron por primera vez la gerencia general de la compañía a una persona externa a la familia, cerrando así el proceso de profesionalización iniciado años atrás en las áreas administrativa, financiera, comercial, de operaciones, de calidad y tecnología.

Y en el 2013, cuando Don Maíz inició la apertura de puntos de venta directa de arepas y empanadas preparadas que denominó Don Maíz Express.Tajada más grande

El segmento de arepas precocidas tiene en el país una fuerte competencia de venta callejera en Bogotá, Medellín y Barranquilla. Además arroja crecimientos importantes en la distribución que pequeños productores hacen en puntos de venta como los expendios de carne.

Por ello, la firma Raddar estima que el negocio es de unos 3,8 billones anuales si se suman los informales.

Se considera que el aumento del consumo de arepa lista se debe a que la vida moderna no deja el mismo tiempo que tenían las abuelas, que se ocupaban de moler el maíz.

La gran industria enfrenta a la artesanal, entre otros, con laboratorios para la investigación y desarrollo de productos derivados del maíz, puntos de venta directos y flotillas de vehículos.

Las ventas a mercados internacionales también estarían dentro de la estrategia de Don Maíz para crecer, y esa sería una de las razones de Azul Nevado para incursionar en el negocio de arepas.

ROLANDO LOZANO GARZÓN
Redacción de Economía y Negocios

No hay comentarios.: