ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

domingo, julio 23, 2017

[Nueva entrada] MANUAL PARA SOBREVIVIR EN EL RETAIL DEFINITIVO -


MANUAL PARA SOBREVIVIR EN EL RETAIL DEFINITIVO

por retailnewstrends.com‏

https://goo.gl/3bxTmm
Estamos en un momento fascinante. El fin de las fronteras entre lo físico y lo digital. La evolución constante o la muerte segura. Tecnologías inéditas y rupturista que nos harán llegar antes, y mejor, a nuestros consumidores. La hiperpersonalización. El big data nanodimesionado. Chatbots. La economía de semejantes. El retail apolypse. La muerte de los centros comerciales. Black Friday. Más de 100 millones de Prime Members. El regicidio de BockBusters, Kodak y Radio Shack. El advenimiento de Amazon, Alibaba y Zalando. La última milla ultrarápida. Drones, robots, impresoras 3d y nanoretail. Un nuevo ecosistema.
Y en medio de toda esta tormenta vertiginosa, una palabra sigue siendo la misma. La más importante: CLIENTE. Sólo sobrevivirán los retailers y marcas que eleven a sus consumidores a la máxima categoría. Bienaventurada  la autarquía del cliente.
En la era del encumbramiento de los nuevos disruptores, las tiendas físicas no morirán. No porque las tiendas ya no serán ni físicas ni digitales, serán todo a la vez. Nacerá una nueva tienda. Mejor y más eficiente. LA TIENDA GLOBAL.
El escenario va a cambiar de forma vertiginosa. Los analistas nos han dicho que tarde o temprano, en la medida que sigan creciendo pantagruelicamente las urbes, desaparecerán los centros comerciales dando paso al retail de proximidad. Y uno duda de esas dantescas predicciones, pero lo que sí que sabe es que nacerán nuevos tipos de centros comerciales.
Quieren ver cómo serán algunos de estos nuevos comerciales que más van a surgir en los próximos años. Bienvenidos al talento en estado puro:




¿Les han contado que la experiencia de compra en internet es aburrida? ¿Les han dicho que Amazon es la gran- experiencia- de- compra- actual en internet?
Vamos a experiencias de compras sin fronteras. Ni físico, ni digital. Lo Global. Y Alibaba (ese gran tapado en occidente por la sombra de Amazon. Más disruptivo y con más potencial de futuro en algunas ocasiones que los de Seattle) nos enseña cómo será comprar desde casa, desde los teléfonos inteligentes. Desde Hangzhou, China, los científicos nos dicen que han creado la-gran-experiencia-de-compra:

Carrefour, Target, Mercadona, Sephora, Tesco, Home Depot, Walgreens, Aeon, Kroger, Woolworths.... todos crean laboratorios tecnológicos que les salvarán mañana. Están convencidos de que la AI, la realidad aumentada, las impresiones 3d, o la VR les ayudará a derrotar a Amazon y sus adláteres. Walmart promete que su incubadora de tecnología ,Store No 8, nos traerá insondables sorpresas, y que desarrollará el adn de la tienda del futuro. Una tienda ubicada allá donde vaya el cliente.
La tienda más grande del mundo cabe en el bolsillo de un pantalón. Y eso lo saben los grandes retailers. Y cuando un consumidor compra desde su teléfono inteligente, los retailers no fruncen el ceño porque esta vez han escogido otro canal en vez del de la tienda física. Hemos quedado en que estamos en el retail global.
Y con el ojo del rabillo observan a esos chicos mal afeitados, con camisetas de North Face y chanclas , que entran en sus despachos diciendo que trabajan en una startup y que tienen algo genial entre manos. Y a veces sucede que los directivos abren los ojos y balbucean ante el talento de los jóvenes techies de brazos tatuados:


Dentro del universo retail, hay actores que van por delante, y uno de ellos es IKEA. Sabe que ha llegado el momento del retail Global, y a pesar de que le va bien con sus mastodónticas tiendas, va hacia formatos menguantes y urbanos a la vez que entra en las casas de sus clientes con una suerte de tecnología fabulosa:


De esto va el futuro. Un teléfono inteligente en el sofá de casa, o de un paseo por los pasillos de una tienda.
El futuro va de que una tienda que vende bicicletas tendrá tiendas que estarán a 10 minutos caminando de tu casa, o a un click en el ordenador:




El futuro va de seguir yendo a las tiendas físicas. Ser atendido con una sonrisa. Ver, sentir el tacto de la tela de un vestido, y probártelo. Y ahora que Amazon te envía 8, 10 prendas de forma gratuita (si eres Prime Member), y te permite que pagues solo después de probártelo y decidir con cual te quedas, la gente va a seguir yendo a comprar su ropa a las tiendas físicas, entre otras cosas por razones como ésta:

O por esto:

Y seguirán yendo a las perfumerías, y centros de belleza, porque resulta que es divertido y útil:

Y la gente se seguirá parando en las calles de Nueva York delante de los escaparates de las tiendas Nike, por razones como ésta:

La gente no dejará de acudir a los supermercados, ahora que Amazon entrega en menos de una hora, y que desarrolla tiendas donde compras sin tener que esperar colas, porque cada vez las compras en los supermercados serán más eficientes y rápidas. Y porque entrar en los supermercados será una experiencia excepcional:

(Nota: Personalmente conozco el supermercado COOP de Milan. Debería ser lugar de peregrinaje de todos los que están interesandos por el universo retail. No dejen que se lo cuenten periodistas, ustedes son reailers: VAYAN).
Los consumidores seguirán yendo a las tiendas, o usarán sus teléfonos inteligentes, o sus ordenadores personales, para hacer sus compras, pero lo que realmente les gustará será cuando reciban sus productos envueltos así:





O así:


Fuente: Packaging desing
En este retail global,  imaginen que en unas décadas, alguien, marca o retailers, pone quioscos de realidad virtual en la calle, o en los centros comerciales, desde donde los viandantes puedan comprar, ver publicidad, o simplemente tener una buena experiencia de marca.
Eso ya está sucediendo:



Yo, que soy muy mal , pensado, verán como Amazon o Alibaba, empezarán a usar amazon , ya verán como ponen quioscos de estos (markplace) en centros comerciales, principales calles urbanas,,etc
Son tiempos convulsos de cambios, y hay que adaptarse, Y debemos saber que los consumidores seguirán amando ir al bar de toda la vida, o a Starbucks, pero también otros consumidores encontrarán fascinante que un robot les sirva un café y suceda que sabe excelente. Es más, considerará que ha sido una experiencia fabulosa:

Vienen tiempos en los que esa decisión sin retorno de los retailers de abandonar su antiguo egocentrismo donde el cliente debía acudir a ellos y abrazarse al axioma de que “estamos ahí donde vayan nuestros clientes”. Y si no estamos en ese preciso instante que nos necesita, estaremos urgentemente, hará que nuestros cielos se llenen de drones, y nuestras urbes se llenen de pequeños robots. Y no teman, cuando se digan a ustedes mismos que eso será imposible, al menos en las ciudades españolas, por, básicamente, al día siguiente serían todos robados, desechen ese temor. Llegarán: estos robots tendrán cámaras, alarmas, sistemas antirrobos, que harán que sea más posible que le roben el coche que usted tiene en la calle durmiendo que estos robots. Tesco está haciendo ya pruebas en real por las calles de Londres. Y otros retailers. Ya les hablaré de ello en otro artículo.
Recuerden que para bien o para mal, vamos hacia una sociedad robotizada.



Vamos a un retail donde las tiendas tendrán estanterías inteligentes que harán más fáciles las compras de nuestros clientes, y que avisarán cuando haya peligro de ruptura de stock. ZERO TOLERANCIA. Que calcularán tasas de conversiones para futuras decisiones sobre planogramas y merchandising. Estanterías que nos darán información del viaje de compra de nuestros consumidores dentro de nuestras tiendas. Estanterías inteligentes con aplicaciones de realidad virtual que permitirán que los clientes pueden navegar por los estantes desde su propia casa.
Estanterías donde habrán desaparecido las etiquetas de precios, porque sucede que habremos llegado a la hiperpersonalización también en los precios (el estadio superior a los precios dinámicos) : se acabó eso de que usted que va habitualmente a una tienda, y yo que voy por primera vez, tengamos ambos el mismo precio. El escenario que llegará tiene que ver con los teléfonos inteligentes, y cómo cada uno escanearemos un producto y nos aparecerá un precio ultrasingular, que nacerá de un algoritmo donde se analizará nuestro historial de compras y potencial de compras, a lo que se sumará la política de stock que tenga el establecimiento en ese momento, y la experiencia de compra (no podrá vale lo mismo un producto en un día o momento en una tienda de una cadena donde no sucede nada a ese mismo producto donde sucede algo extraordinario: la experiencia también se cuantificará).


Se trata del Retail definitivo.
Autor: Laureano Turienzo

No hay comentarios.: