sábado, mayo 26, 2018

ESPAÑA -Mercadona, Carrefour, Dia, Lidl, Eroski... ¿Fusiones a la vista?

Fuente: Expansion.com

Mercadona, Carrefour, Dia, Lidl, Eroski... ¿Fusiones a la vista?



VÍCTOR M. OSORIO.
MADRID




El mercado nacional es uno de los más atomizados de Europa. Los expertos ven improbable la unión de dos grandes grupos y apuestan por compras de activos u operaciones entre cadenas regionales.

Sainsbury's y Asda, la segunda y la tercera mayores empresas de distribución de ReinoUnido, anunciaron hace apenas unos días su fusión, dando origen a una empresa con una facturación de 51.000 millones de libras (casi 58.000 millones de euros) y más de 2.800 tiendas.

El acuerdo promete unas sinergias de al menos 570 millones de euros, principalmente en compras debido a una cuestión de escala, pero sobre todo supone la creación de la mayor cadena de supermercados británica. Tesco, con una cuota del 27,6%, según KantarWorldpanel, tendrá ahora un rival de su tamaño, ya que Sainsbury's y Asda, propiedad deWalmart, suman un 15,9% y un 15,5% del mercado, respectivamente. Reino Unido se convertirá así en el país deEuropa con una mayor concentración en el mercado de la distribución, superando a Francia.
España, un caso aislado

La cuota de mercado de los cinco mayores grupos británicos de supermercados ascenderá al 82,8% tras la fusión de Sainsbury's yAsda. Además de su cuota y la de Tesco, Morrinsons supone un 10,5% de las ventas, Aldi alcanza un 7,3% y Co-Op tiene un 6%.

En Francia, la industria también está fuertemente concentrada, con una participación de los cinco principales grupos que alcanza el 78,3%, segúnKantar. Leclerc yCarrefour compiten por el liderazgo, con un 21% y 20,5% de cuota, respectivamente, mientras que Intermarché tiene un 14,6%, Casino controla un 11,5% y Système U suma un 10,7%.

Alemania tiene un mercado de alimentación algo más fragmentado, con un 67% de la facturación en manos de las cinco mayores cadenas, aunque los principales grupos tenían el año pasado una participación de al menos un 10%: Edeka sumaba un 20%, Schwarz Group (Lidl) alcanzaba un 14%, Rewe tenía un 13% y Aldi y Metro controlaban un 10% cada una.

Este contexto muestra un panorama europeo muy diferente a lo que ocurre en España. El mercado nacional no sólo está mucho más atomizado, sino que tiene al líder más fuerte de Europa (Mercadona), que ya triplica en tamaño a su competidor más cercano. La cadena presidida por JuanRoig tiene un 24,5% del mercado, seguida por Carrefour (8,6%),Dia (7,5%), Eroski (5,6%) y Lidl (4,4%).Es decir, los cinco líderes del sector enEspaña suman apenas un 50% de cuota, 32 puntos menos que enReinoUnido o 28 por debajo de Francia.

Sólo Italia tiene un mercado más atomizado, pero con una diferencia: no hay un líder claro

Una de las razones que explican esta situación es la existencia de cadenas regionales muy fuertes. Consum superó los 2.500 millones de facturación en 2017, Ahorramás alcanzó los 1.600 y Gadisa y BonPreu se situaron por encima de los 1.000. Otro puñado de grupos entre los que se encuentran Condis,Uvesco, Semark o Dinosol ingresaron entre 500 y 1.000 millones.Y a todos ellos hay que sumarles grandes grupos con implantación en todo el país y un tamaño de ventas muy considerable: Auchan, Covirán, ElCorte Inglés...

Sólo Italia tiene un mercado menos concentrado que España entre los grandes países de Europa. Sus cinco principales cadenas (Coop,Conad, Selex, Esselunga y Auchan) controlan el 35,6% de las ventas, aunque la situación es muy diferente a la española ya que no hay un líder claro del mercado. Y eso provoca menos necesidad de concentración para ser competitivo.
Concentración

¿Puede alguien plantar cara a Mercadona en el contexto actual? Los expertos del sector consultados por EXPANSIÓN consideran que no, por lo que creen que tarde o temprano el mercado español está abocado a concentrarse.

El liderazgo de la cadena presidida por Juan Roig no muestra por el momento signos de debilidad y se extiende también al terreno online, algo diferente a lo que ocurre en otros países. Si Walmart es el líder claro de la distribución en EEUU, Amazon ya encabeza la venta de alimentación con una cuota del 18%, según la consultora One Click Retail.Algo similar ocurre en ReinoUnido, donde un pure player digital, Ocado, ocupa los primeros puestos de la lista de ventas. En cambio, Mercadona lidera ambos canales enEspaña, pese a que el grupo de origen valenciano apenas ha realizado hasta el momento esfuerzos en Internet.

El sector libra una guerra de precios en España para tratar de no perder más cuota con Mercadona

Cuando Mercadona lance definitivamente su nueva plataforma digital -acaba de empezar la fase de pruebas en Valencia- todo hace pensar que aumentará su posición. Y aunque el mercado es todavía pequeño, la cifra crecerá, según todos los expertos.

La presión en precios que vive el mercado español es otro buen ejemplo de la posición de dominio de Mercadona. "Que el líder del mercado se haya lanzado a reformar sus tiendas y a recortar precios es un movimiento sorprendente. Al resto no le ha quedado más remedio que alinearse. Dia se ha visto impactado mucho por la estrategia de Mercadona, porque ha tenido que acometer bajadas de precio en un momento en el que estaban inmersos en muchos cambios, lo que les ha generado importantes gastos extraordinarios", afirmaba hace unos días, en una entrevista con EXPANSIÓN, Marina Albo, jefa deRetail enEuropa de Moody's. "La fuerte competencia en precios va a continuar.El nuevo consumidor tiene más información, junto con más capacidad y medios para elegir, lo que le ha vuelto muy sensible a la relación valor/precio. Esto obliga a las empresas a seguir haciendo grandes esfuerzos para ajustar sus márgenes", opina Carlos Peregrina, socio responsable de Consumo de KPMG en España.

Todo hace prever que esta situación no se frenará a corto plazo, sino que puede incluso crecer. "La competencia en precios y márgenes va a estar directamente influenciada por la evolución de los grandes gigantes tecnológicos. Si deciden utilizar su escala, con el aval de sus inversores y analistas, así como el círculo virtuoso que la combinación de sus plataformas genera, la presión competitiva será enorme", señala Fernando Pasamón, socio responsable de Bienes de Consumo yDistribución de Deloitte.

Tres escenarios

El análisis parece unánime, pero la forma en la que podría articularse una posible consolidación no es tan sencilla. Con Mercadona fuera de la ecuación, las fuentes consultadas descartan una gran fusión o compra que tuviera como protagonistas a grupos internacionales. La otra opción en caso de una gran operación sería entonces una unión de las dos mayores cadenas españolas tras Mercadona, Dia y Eroski, pero ésta parece también casi imposible por la situación financiera de ambas empresas, su estructura corporativa -Eroski es una cooperativa- o su modelo de negocio -Dia se enfoca principalmente hacia la franquicia-.

El estado financiero de los grandes grupos españoles hace muy difícil una gran operación

Un segundo escenario de concentración sería a través de compras más pequeñas. "La distribución es un juego de volumen y el mercado español está muy fragmentado. Vemos consolidación en el futuro, pero no tanto a través de la unión de grandes compañías como ha ocurrido en Reino Unido, sino mediante compras pequeñas como ya hizo Dia con El Árbol o Carrefour con Eroski", afirma Marina Albo, jefa del equipo de retail de Moody's enEuropa. Esta experta introduce además otra posibilidad: "También tendrían sentido operaciones entre cadenas regionales". Esta última opción tendría una ventaja: conseguir las sinergias deseadas en toda integración, pero, al ser firmas que operan en distintas geografías, evitar el solapamiento de mercados.

Una última posibilidad no hace referencia a adquisiciones, sino a acuerdos en lo relativo a la compra de productos. Está ocurriendo en Francia, donde Auchan y Casino, cuarto y sexto grupos del país, se han aliado para crear una central de compras que les permita negociar en mejores condiciones.Carrefour ySystéme U, la segunda y quinta firmas del mercado galo, también han sellado un acuerdo similar por cinco años.

Una alternativa es tejer más alianzas para realizar compras como está ocurriendo enFrancia

Los analistas destacan que esta opción tendría sentido porque la principal sinergia que se obtiene en un proceso de consolidación es la escala a la hora de comprar a proveedores. La fórmula no necesita además un esfuerzo financiero ni aumentar deuda.Pero, curiosamente, la principal alianza que había en este sentido en España, entre Dia yEroski, se acaba de romper.Dia ha anunciado que ultima un acuerdo similar con otras cadenas, mientras queEroski confía en que su alianza internacional, Agecore, sea suficiente para ser competitiva.
Tres fuerzas que empujan a la concentración

El sector vive una caída de la rentabilidad generalizadaLa presión competitiva por la guerra de precios en el sector, unida a las fuertes inversiones que se están realizando para ganar o al menos no perder cuota de mercado, han provocado una caída de la rentabilidad. Mercadona obtuvo un beneficio de 322 millones en 2017, un 49% menos, tras unas inversiones récord destinadas a abrir y reformar tiendas, así como a potenciar su plataforma online. Dia ganó 109 millones, un 37% menos, tras el impacto sufrido por la caída de sus ventas y el cierre de tiendas en España, el fuerte esfuerzo realizado en precios en el mercado nacional o el resultado negativo de sus operaciones en China, de donde acaba de salir. La situación no ha mejorado en 2018, ya que el beneficio de Dia cayó un 76% en el primer trimestre.Carrefour y Lidl no desgranan sus resultados por mercados, mientras Eroski entró en beneficios aunque a costa de reducir en 500 millones su tamaño con la venta de hipermercados y Perfumerías If. Kantar alertó hace unos meses de una caída de la rentabilidad por metro cuadrado en el sector. Otras fuentes hablan de burbuja: España tiene 3,4 supermercados por cada 1.000 habitantes frente a una media de 2,6 en la UE. Un proceso de concentración cambiaría esta dinámica.

El 'hard discount' tiene recorrido en EspañaAunque Mercadona puede ser considerada una firma de surtido corto, lo cierto es que las grandes cadenas que apuestan por el modelo del hard discount, Lidl yAldi, no han despegado en España como en otros países.El potencial de crecimiento de Lidl (4,4% del mercado nacional) es elevado si se compara con su presencia en Reino Unido (5,4%) o Francia (5,6%).En otros lugares, su cuota es muy superior como ocurre en Irlanda (11,4%) o en su país de origen, Alemania (14%). El recorrido de Aldi es aún mayor, puesto que su cuota es casi testimonial en España frente a un 2,3% enFrancia, un 7,3% en Reino Unido, un 11,2% en Irlanda y en torno a un 10% en Alemania. Si estas cadenas llegan a crecer en el mercado nacional como lo han hecho en otros territorios, van a introducir mucha más competitividad al sector ya que su modelo de negocio se basa en la marca propia y los precios bajos. Una vez más, una concentración del sector ayudaría al resto de grupos a resistir a esta situación. Un buen ejemplo son las cadenas regionales, agrupadas en su mayoría en centrales de compras (IFA y Euromadi) y cuyos resultados en 2017 fueron, en general, mejores que los de los grandes grupos.

Si la venta online empieza a crecer, la presión será mayorLas ventas de alimentación online suponen apenas el 1,9% del total en España, pero la cifra crecerá. En los mercados donde ya lo ha hecho, como Reino Unido o Estados Unidos, esta situación está introduciendo una presión añadida al mercado de la mano de grandes grupos digitales como Amazon. La compra de Whole Foods por parte del gigante tecnológico, que pagó 13.700 millones de dólares el año pasado, fue toda una llamada de atención a sus competidores.El movimiento consolidaba su posición como líder en el mercado de la alimentación online enEEUU, pero sobre todo le ayudaba a conocer un negocio que es complicado: la venta de productos frescos, con el desafío logístico que eso conlleva. Amazon no ha vuelto a hacer una gran compra desde entonces, aunque no por falta de ganas.La firma presidida por Jeff Bezos ha pujado conWalmart por hacerse con el líder del sector en India. Al final ha sido Walmart el vencedor, pero la pugna le ha encarecido el precio hasta los 16.000 millones de dólares. También se ha rumoreado que Amazon aspira a una gran operación en Europa -llegó a salir el nombre de Carrefour-, pero de momento no ha movido ficha.
Publicar un comentario