jueves, mayo 31, 2018

Ni gratis ni pagando: Lidl elimina las bolsas de plástico

Fuente: El Pais

Ni gratis ni pagando: Lidl elimina las bolsas de plástico

La cadena alemana de supermercados ya no suministra bolsas de un solo uso en Baleares y dejará de hacerlo en toda España antes de fin de año

Establecimiento Lidl en Madrid.
Establecimiento Lidl en Madrid. BERNARDO PÉREZ
Antes de que acabe el año, Lidl dejará de vender bolsas de compra de plástico en sus 550 tiendas en España. Desde ayer, ya no están disponibles en las 23 tiendas de la cadena en Baleares y la medida se irá extendiendo al resto del país en los próximos meses, empezando por Madrid y Barcelona, según ha anunciado este martes el director general de la cadena en España, Claus Grande. Así, el grupo distribuidor va un poco más allá del real decreto recientemente anunciado por el Gobierno, que prohíbe regalarlas a partir del 1 de julio y se fija el 1 de enero de 2021 para la prohibición total de las bolsas de hasta 50 micras de espesor. Según la empresa, la medida le costará 1,5 millones de euros al año.
Según las cifras que maneja el Gobierno español, cada español usa unas 144 bolsas de plástico al año. Su vida útil apenas sobrepasa los 12 minutos y tarda entre 100 y 500 años en descomponerse por completo, dependiendo del grosor. Además, como ha recordado Grande, apenas un 10% de esas bolsas se reciclan, el resto, en muchos casos, acaban en el mar, ocasionando un gravísimo problema medioambiental. Por ello, como ya sucede desde hace dos años en Francia y Alemania, la cadena ha decidido suprimirlas. "Vamos más allá de la ley", ha dicho Grande, asegurando que el 90% de sus clientes están a favor de la medida.
Salvo las "bolsas de sección", las que se usan para meter los productos a granel, Lidl no ofrecerá bolsas a sus clientes. Actualmente, según ha explicado Grande, Lidl vende en España 100 millones de bolsas al año, a entre 5 y 10 céntimos. A medida que los establecimientos se vayan incorporando a la retirada, sólo estará disponible la bolsa de rafia, de múltples usos y fabricada con plástico reciclado, que venderá a 50 céntimos, o unas nuevas de papel. Los establecimientos de Madrid y Barcelona serán, después de los de Baleares, los primeros en dejar de suministrar las bolsas, antes del verano.
Preguntado sobre si la cadena tenía pensado eliminar otro tipo de bolsas, como las de sección, Grande se ha limitado a señalar que Lidl tiene en marcha "diferentes proyectos para reducir el uso de plástico en las tiendas", y entre ellos está el de las "bolsas de sección" o el de productos que vienen envasados individualmente.
Según Grande, la medida supondrá para Lidl, según ha afirmado Grande, dejar de ingresar 1,5 millones de euros al año, que es lo que supone la venta de bolsas. Según el responsable de la cadena en España, el cálculo lo han obtenido tras observar que en aquellos supermercados donde han ensayado la medida, se reduce un 30% el ingreso por bolsas: las de compra que dejan de vender se compensan parcialmente con las ventas de las de rafia y las de papel, de dos tamaños.
Publicar un comentario