ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

domingo, abril 16, 2017

“Ser emprendedor es tener el poder de impactar positivamente en la sociedad” - La Nación

“Ser emprendedor es tener el poder de impactar positivamente en la sociedad” - La Nación



"Ser emprendedor es tener el poder de impactar positivamente en la sociedad”

Escrito por  
“Ser emprendedor es tener el poder de impactar positivamente en la sociedad”
Mateo Bahamón Jaramillo, un joven empresario opita cuenta su historia, como dejó todo atrás hace varios años para convertirse en emprendedor, los “totazos” se ha dado y las claves para tener éxito a nivel empresarial.

¿En qué momento le surgen esas ganas de convertirse en emprendedor?

Realmente todos en algún momento siempre hemos querido emprender, todos tenemos esas ganas que a medida que pasa el tiempo se van opacando porque vas logrando objetivos en el mundo laboral y que cada vez te amarran más a eso y no te permiten salirte de esa zona de confort.

Cuando yo estaba trabajando en Bogotá, tomé la decisión de sembrar una semilla en el Huila y por eso fue que yo dije: “algún día tengo que volver”, y con mis dos mejores amigos decidimos empezar nuestro primer negocio real que fue La Vinoteca, fue como esa semilla porque gracias a eso fue que veníamos cada 8 días para desarrollar una cultura en torno al vino que iba acompañando de la gastronomía.

¿Qué pasó después?

Una persona nos contactó y nos dijo que tenía un local para montar un restaurante y nosotros ni siquiera teníamos intenciones de montarlo porque estábamos arrancando apenas pero decidimos volver a tomar riesgos y lo que hicimos fue buscar socios capitalistas, porque otro de los miedos que tienen las personas que quieren comenzar su negocio es el tema de capital y yo les puedo decir que no es necesario tener capital, tuvimos una muy buena idea, con un concepto claro, con una orientación hacia un mercado en crecimiento y logramos convencer a dos personas que nos creyeron, nos invirtieron y hoy tenemos Flora, vamos a cumplir 4 años.

Con tanta competencia, ¿cuál es la clave para mantener en pie?

Ahora vamos en Prego, obviamente ese si salió de ahorros nuestros, pero aquí hay una cosa en particular porque empecé a entender un poco en el sector en el que yo estaba, en donde si bien cuando comenzamos había 5 o 6 lugares muy buenos y que todavía permanecen pues empezamos a darle dinamismo al mercado, y pues comenzamos a entender que Neiva estaba creciendo y que comenzaban a llegar más y más y la única forma de mantenerse es teniendo calidad. Como empresa tomamos la decisión de entender bien cuáles son esas ventajas competitivas de tener un buen restaurante y que nos diferenciara de los demás y entendimos que los que vendemos comida no vendemos un producto sino un servicio, todo el mundo puede vender un perro, todo el mundo puede vender un sándwiche, pero ¿Qué hay detrás de ese perro o de ese sándwich? La iluminación, la silletería, el mobiliario, la música, la temperatura, la presentación del plato, la calidad de la comida… y detrás de todo eso están las personas porque finalmente yo como dueño o chef puedo tener una receta estándar perfecta pero si se lo dejo a alguien que no está capacitado, que no está comprometido y que no siente ese amor para hacerlo pues todo va a cambiar y no va a ser una empresa o un negocio sino que va a ser una tiendita, un negocito en donde el dueño tiene que estar o sino no funciona.

¿Es de vital importancia tener una estructura financiera y administrativa dentro de la empresa?

Claro, además que me da a mí el tiempo, no libre, sino para ver qué otras cosas puedo hacer porque si yo me quedo en el negocio del día a día me pongo es a administrar y no gerenciando y yo tengo que tener a alguien ahí para yo poder dirigir el barco para mejor puerto.

Uno de los contra es que una estructura cuesta, pero yo prefiero que cueste y me mantenga una empresa, 4 o 6 años y no que sea una tienda de barrio en donde puedo ganar mucha plata hoy pero me va a durar el tiempo que yo aguante.

A mí me preguntan ¿Mateo usted porque nunca está en los restaurantes cuando yo voy? Pues si eso dependiera de los dueños, empresas como Mc Donald’s no podría funcionar, ahí es donde yo aprendí a delegar y a empoderar a la gente para que sienta responsabilidad y tenga ese gusto de ser líder y pueda desarrollar sus actividades entonces pues es como hacia el lado que nos hemos enfocado.

¿Es clave tener al personal feliz y comprometido con la empresa?

En esas personas que están detrás de esas cocinas o de esos delantales, está esa ventaja competitiva sobre los demás lo que demuestra que tenemos un amor por el empleo y es porque les damos todas las condiciones laborales, legales, es porque los tratamos como personas, sabemos que tienen familia y lo más importante que creo yo que les damos, es ese tiempo que ellos se merecen para ser escuchados, entender cuáles son sus metas en la vida, como puedo yo ayudarle porque finalmente nadie estudia para ser mesero pero eso que hacen lo ven como una oportunidad para subsidiar sus carreras y si bien podemos nosotros hacer prestamos se los hacemos con mucho amor, sin intereses porque lo que nos interesa es ese desarrollo como persona y como profesional para que ellos se sientan ligados a nosotros y nos den todo lo de ellos.

¿Cuál cree usted que son las herramientas necesarias para mantener en pie una empresa?

Si uno no controla los costos, está jodido porque en el aceite, en la lechuga, en la sal, en las cositas mínimas es por donde se va la plata. Ya después las estrategias de ventas llegan por la administración, porque usted puede tener unas ventas gigantes, pero si no controla los costos no va a ver utilidades.

Mateo, los momentos de crisis…

Duros. Realmente desde que llegue a emprender aquí he tenido golpes fuertes. El primero fue en el sur, abrí una plazoleta de comidas, creo que me desfase, no entendí muy bien el negocio en el que estaba, no entendí muy bien la zona en la que estaba incursionando y me di un totaso y obviamente le cogí un poco de miedo porque finalmente uno cuando pierde plata y le duele el bolsillo es cuando se da cuenta que está parado y que vive hoy de sus inversiones. De hecho, Prego fue el resultado de ese miedo porque yo pude abrir en local de una vez, pero hace dos años la decisión de haberlo abierto en un carro de comida ambulante fue porque dije voy a empezar a menor riesgo posible pero hoy me siento orgulloso, todo ha salido bien.

3 consejos para ser exitoso:

1.       Orden.

2.       Tener el negocio completo, en la cabeza (compras, producción, transformación, costos, ventas, nomina, etc).

3.       El manejo de personal.

Lo más bonito…

Creo que lo más bonito que he encontrado en la independencia es ver como una persona desde la parte empresarial puede impactar a una sociedad de forma positiva, ver cómo la gente no agradece porque el que agradezco soy yo, sino cómo valora cuando uno hace las cosas bien, ver a la gente comprometida, ver a la gente que le duelen las cosas y ver los crecimientos de las personas, sin duda es de las cosas que más me enorgullecen de mi trabajo, impactar de forma positiva a la sociedad y ver que uno desde su trabajo puede hacer cosas muy buenas por una ciudad como Neiva.

DATOS:

Mateo Bahamón Jaramillo
29 años
Administrador de Negocios Internacionales

No hay comentarios.: