ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

viernes, febrero 19, 2016

Las cinco razones por las que las chilenas La Polar y Ripley no pegaron en Colombia

Noticias de Economía, Finanzas y Negocio de Colombia y el Mundo. - larepublica.co





Las cinco razones por las que las chilenas La Polar y Ripley no pegaron en Colombia

Bogotá_

Fueron tres años los que duró la operación de Ripley en el mercado colombiano, solo uno más que La Polar, otra chilena que entró con fuerza al país pero tuvo que liquidar sus tiendas.

De acuerdo con un comunicado de la firma enviado a la Superintendencia de Valores y Seguros de Chile, el retiro se realizará de forma gradual en los próximos 90 días y significará en términos de flujo de caja ingresos por US$18 millones.
Con esta movida, Falabella queda sin competencia en Colombia, pues si bien existe Flamingo, su público objetivo está más segmentado a estratos bajos. La cuestión es ¿por qué los modelos de Ripley y La Polar no pegaron?
El escenario macroeconómico de Colombia, poco esfuerzo en el posicionamiento, malas decisiones en ubicación, poco conocimiento del mercado, alto componente importador, no tener un gran socio local o por desde el principio arrancar con cifras en rojo (como en el caso de La Polar),  son algunas de las razones que jalonaron los malos resultados financieros que finalmente repercutieron en las salidas.
Carlos Betancourt, presidente de Acecolombia, afirmó que las salidas de Ripley y La Polar son por factores distintos, pues la de está última obedeció más a malos resultados financieros desde la casa matriz (la firma se vio envuelta en un escándalo de fraude en Chile y fue multada por US$5,7 millones). El directivo agregó que Ripley en su estrategia de entrada no hizo el ejercicio efectivo como sí lo hizo Falabella de posicionar la marca y cuando llegaron, los clientes no la conocían.
Ripley se instaló por primera vez en el país en abril de 2013 en el Cacique Centro Comercial de Bucaramanga y posteriormente abrió cinco tiendas en Bogotá (Centro Mayor y Centro Comercial Calima); Medellín (Centro Comercial Oviedo); Neiva (San Pedro Plaza) y Villavicencio (Viva Villavicencio).  “Las ubicaciones de Ripley no fueron certeras desde el principio, en la medida que no arrancó en lugares donde están los segmentos altos y aspiracionales para los cuales está dirigido sino que empezó por ubicaciones populares”, agregó Betancourt.
Saúl Pineda, director del centro de pensamiento en estrategias competitivas de la Universidad del Rosario, resaltó como negativo el alto componente importador de ambas tiendas. “Tanto Ripley como La Polar tienen un alto componente importador y poco relacionamiento con proveedores locales. Están acostumbradas a estar en países como Chile y Perú, con aranceles bajos, y por ejemplo, hubo afectación cuando se incrementó el impuesto a las importaciones asiáticas y ahora con la coyuntura del dólar caro”.
Ripley informó que  “el escenario macroeconómico de Colombia sufrió cambios que no eran previsibles en la época en que se decidió invertir en ese país. De este modo, no se produjeron los resultados esperados ni los niveles de participación de mercado necesarios para garantizar la sostenibilidad de la operación en el mismo”. 
Julián Domínguez, presidente de Confecámaras, dijo que “es usual que las empresas busquen reacomodarse en los mercados y revisar sus decisiones cuando sus apuestas no han dado los resultados esperados y eso ocurre en todos los países. De ahí no se puede concluir que la salida de Ripley radique en el menor crecimiento de la economía colombiana, máxime cuando países como Chile y Perú, que son los mercados donde la empresa anunció que va enfocarse, están creciendo a niveles menores”.
Según cifras de la Superintendencia de Sociedades, en 2014 aunque  Ripley tuvo ingresos operacionales por $122.857 millones y una utilidad bruta de  $21.449 millones, las pérdidas llegaron a $64.111 millones. En cifras presentadas por la empresa se indicó que las pérdidas en ese mismo año llegaron  a US$27 millones. Pineda destacó que hubo desconocimiento del mercado al que llegaron y que  si  hubieran tenido un  gran socio local, este les hubiera ayudado a sortear la situación. 
Lo que significará el cierre en datos contables
En términos contables, las ventas de Ripley en Colombia representan aproximadamente 3% del total de los ingresos de Ripley Corp. Según el comunicado, los costos estimados asociados al cierre de esta operación se reflejarán en los estados financieros consolidados al 31 de diciembre de 2015, mediante un cargo por un monto cercano a US$92 millones. En términos de flujo de caja, estiman que representará  ingresos de US$18 millones y la eliminación a futuro de la pérdida recurrente en Colombia.
Las opiniones
Julián Domínguez
Presidente de confecámaras
“No se puede concluir que la salida del país de Ripley radique en el menor crecimiento de la economía, máxime cuando Chile y Perú están creciendo a niveles menores”.
Carlos Betancourt
Director ejecutivo de acecolombia

“La salida de Ripley que era algo que ya se venía comentando, es lamentable pues llegó a generar competencia principalmente a Falabella y esperábamos que le fuera bien”.

Para contactar al autor de esta nota:

Juliana Ramírez Prado

jramirez@larepublica.com.co

Editor de esta nota:
Tatiana Arango
tarango@larepublica.com.co

No hay comentarios.: