miércoles, mayo 02, 2018

“El consumo se vio afectado y fue producto de la polarización política”

Fuente: La Republica.co

“El consumo se vio afectado y fue producto de la polarización política”

Miércoles, 2 de mayo de 2018


El gerente de PriceSmart dijo que los discounters facturaron $6 billones en 2017.

Lina María Guevara Benavides

Con más de un millón de miembros inscritos en 40 establecimientos y 12 países, PriceSmart es el operador de clubes de compra más grande de Centroamérica y el Caribe. A la región ingresó a través de Colombia, donde hoy cuenta con siete clubes distribuidos en Bogotá, Chía, Cali, Medellín y Pereira, y aunque para Luis Fernando Gallo, gerente de la cadena en Colombia, la polarización política le costó varios puntos del PIB al país en 2017 y el fenómeno de los hard discount revolucionó al sector retail, PriceSmart evalúa seguir creciendo en el mercado local a través de un modelo de operación “disruptivo”.

¿Cuál es su balance de la operación de PriceSmart en Colombia?

PriceSmart tiene siete clubes de compra con un formato completamente distinto que los expertos de la industria califican como “disruptor”, lo que nos ha permitido movernos muy bien y crecer, sobre todo el año pasado, que fue difícil para el sector. Ahí tengo un análisis un poco distinto y es que es cierto que el consumo se vio afectado y que el índice de confianza del consumidor siempre estuvo en negativo, pero esto fue producto de la polarización política, que nos costó varios puntos básicos del PIB el año pasado. Sobre PriceSmart, creo que somos, tal vez, el único retail que crece constantemente con los mismos metros cuadrados de venta y que no se ha afectado por cambios en la industria como la llegada de los hard discount.

ARTÍCULO RELACIONADO


Los discounters están entrando de forma muy agresiva y el año pasado vendieron $6 billones, que es una cifra brutal y en la que alguien tuvo que perder, especialmente las grandes superficies y las marcas tradicionales, pues estos formatos dependen de las marcas propias. Los grandes ganadores son los pequeños industriales.

¿PriceSmart puede considerarse una respuesta a ese segmento low cost?

Hay una característica generalizada y es que están surgiendo muchas compañías apalancadas en internet, que no es el caso del retail, aunque ya viene. Pero las empresas disruptoras del mercado, tendrán un espacio gigantesco para crecer. Eso va a afectar a las compañías tradicionales, si no son capaces de innovar, como dicen ‘a todo el mundo le llega su Uber’. En el caso del retail, somos un formato muy distinto al del hardiscount, pero igualmente somos disruptores del mercado y al cambiar las reglas de juego habrá nuevas oportunidades.

En la industria se habla de PriceSmart como un cash & carry, ¿lo son?

En estricto sentido, somos un club de compras y este es un formato que se comporta de forma distinta. Lo primero es que no estamos abiertos al público, sino que hay una membresía, por lo que entregamos productos de altísima calidad a un bajísimo costo. Además, tenemos un número muy bajito de referencias. Mientras una gran superficie tiene 50.000, nosotros manejamos 2.500. Esas eficiencias las transferimos a los precios, no hacemos publicidad, ni invertimos en promociones.
ARTÍCULO RELACIONADO

La operación de Colombia ya pesa 9,3% en los ingresos de PriceSmart

¿Qué tan importante es Colombia para PriceSmart?
Colombia es una economía muy grande y supremamente sólida, pero al parecer, la percepción de solidez es mucho más grande afuera que adentro. Es un mercado atractivo, hemos adquirido la firma de los acuerdos de paz y eso da una mejor perspectiva en el contexto internacional. A medida que aumenta la inversión extranjera, hay mejores oportunidades de empleo, mayor productividad y crecimiento. En el caso de PriceSmart, tenemos 1.200 empleados, de los cuales solo cuatro son extranjeros.

¿Qué expectativa tienen para este año en el país?

De alguna forma, no nos preocupamos con la competencia, sino por ofrecer siempre un mayor valor a los socios. En la medida en que garanticemos eso, seguiremos siendo exitosos. Al final, ese es un contrasentido porque la gente está pagando por ir a comprar, entonces si no hay un valor diferenciador muy grande en términos de producto, precio y calidad, el esquema deja de funcionar.

¿Tienen pensado llegar a nuevas ciudades?

Tenemos siete clubes de compra en Colombia. Estamos explorando las ciudades principales que nos puedan faltar. En esencia estamos muy interesados en seguir creciendo.
Publicar un comentario