martes, abril 03, 2018

ÉXITO - El buen vecino



ÉXITO - El buen vecino


Financia programas de nutrición para 51.000 niños en el país, hace donaciones a bancos de alimentos que apoyan 510.000 personas y acompaña el crecimiento de tenderos por medio de Aliados Surtimax y SuperInter.

Desde 1949, cuando Gustavo Toro lo fundó como un almacén de textiles en el centro de Medellín, Éxito ha entendido que sus resultados dependen de los demás. No es suficiente tener una buena gestión para alcanzar el éxito en los negocios: también es necesario que les vaya bien a sus clientes, proveedores, competidores y, en general, al país. Esta enseñanza ha trascendido las sucesivas administraciones, reconoce Carlos Mario Giraldo, presidente del Grupo Éxito, hoy la mayor cadena de comercio de Colombia.

Los buenos resultados a través de los años también han estado acompañados de una agenda de responsabilidad social muy amplia, políticas adecuadas de manejo del talento, programas estructurados de innovación y la ambiciosa meta de ser siempre un buen ciudadano corporativo. En otras palabras, un buen vecino.

La empresa ha desarrollado una habilidad especial para responder con lujo de detalles por las exigencias en materia de legalidad –con políticas antisoborno, de transparencia y código de conducta y ética–, una buena gestión ante las autoridades en el pago de los impuestos, así como para leer el entorno y anticiparse a las tendencias y necesidades de sus principales públicos. Se trata de más de 8 millones de clientes, unos 3.000 proveedores, más de 40.000 colaboradores, al igual que la comunidad e incluso aquellos que pueden ser sus competidores. Estos factores la convierten en una de las compañías que más aportan al país.

Hasta hace 20 años trabajaba en varios frentes en temas de responsabilidad social corporativa. Sin embargo, tras confirmar las dramáticas cifras en el tema de nutrición –hace dos décadas afectaba a más del 20 por ciento de los colombianos–, decidió enfocarse en este tema. Así nació la Fundación Éxito, que participa en llave con gobiernos municipales, departamentales y el gobierno central, así como con decenas de entidades que tienen el objetivo común de que en 2030 la desnutrición infantil haya desaparecido del país.

La fundación tiene un patrimonio superior a 23.000 millones de pesos y en el último año atendió 51.822 niños menores de 5 años con un complemento nutricional. Se financia con recursos aportados por el Grupo Éxito; donaciones de los clientes de sus almacenes a través del programa Goticas; y con el programa de reciclaje de la cadena que recupera al año unas 22.300 toneladas.

No es el único programa con el que el Grupo Éxito apoya a la comunidad. También es el principal aportante a los bancos de alimentos que cada año atienden en el país a unos 510.000 colombianos de escasos recursos, a quienes entrega unas 1.900 toneladas cuyo valor comercial alcanza los 1.500 millones de pesos.

Y como el buen ejemplo empieza por casa, desarrolla políticas para beneficiar a sus colaboradores. Así lo confirman sus resultados en clima laboral, que cada dos años mide el instituto Great Place to Work. Se complementa con procesos de seguimiento, también llamados de calibración, a través de herramientas como el Buzón de Sentimientos y la valoración de liderazgo.



Carlos Mario Giraldo
Presidente del Grupo Éxito

Foto: Juan Carlos Sierra

La política de igualdad profesional es una máxima, por eso, ofrece las mismas oportunidades y condiciones tanto laborales como salariales, independientemente del género. También mantiene el fuerte compromiso de vincular colombianos en condiciones de vulnerabilidad, y por esta razón apoya el ingreso de personas con dificultades para integrarse a la vida laboral, tales como desmovilizados, jóvenes en riesgo, víctimas del conflicto armado y discapacitados, entre otros, que hoy suman 1.871 colaboradores dentro de la compañía.

Su destacado desempeño en innovación se atribuye a los mecanismos que ha desarrollado a través de los programas Ideas de Éxito, que promueve que todos los colaboradores participen con iniciativas para reducir costos o mejorar procesos; con redes de cocreación, para trabajar de manera conjunta ideas que generen valor; y la metodología Lean Six Sigma que, a partir de un problema u oportunidad, busca mejorar y optimizar los recursos.

Un buen ejemplo de innovación y lectura del entorno motivó al Grupo Éxito a desarrollar, hace unos años, el programa Aliados –en las marcas Surtimax y SuperInter–. La iniciativa surgió de un colaborador que planteó internamente la necesidad de apoyar a los tenderos, que le expresaron su preocupación por tener muy cerca un competidor fuerte como el Éxito. Tras analizar el tema, la empresa diseñó un programa que apoya a tenderos de barrio, dueños de minimercados y autoservicios que buscan formalizarse, expandir sus negocios y mejorar su gestión en costos, mercadeo o publicidad, y, de paso, adquieren algunos productos del Grupo Éxito en condiciones muy favorables. Giraldo destaca que Aliados, tanto en Surtimax como en SuperInter, apoya a 1.300 tenderos del país cuyas ventas superan 1.500 millones de pesos.

De cara a sus proveedores, la compañía se precia de ser quizá la que mayores compras realiza en el país: más del 90 por ciento de su surtido en el área textil-confección y 82 por ciento en su oferta de frutas, verduras y carnes se adquieren localmente, una práctica que se ha mantenido incluso en épocas de revaluación, cuando muchos de sus competidores prefieren acudir al producto importado. Con su política de buen vecino, Éxito no solo ha logrado convertirse en una de las empresas de mayores ventas. También en una de las que más ayuda a mejorar la vida de los colombianos.




Publicar un comentario