ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

lunes, junio 19, 2017

Distribución alimentaria: el cambio permanente: Qué busca Amazon al comprar Whole Foods

Distribución alimentaria: el cambio permanente: Qué busca Amazon al comprar Whole Foods



Distribución alimentaria: el cambio permanente

Qué busca Amazon al comprar Whole Foods



Cada noticia relacionada con Amazon supone un sobresalto, pero la última ha significado un pequeño terremoto. A finales de la semana pasada se anunció que adquiría Whole Foods, el retailer estadounidense líder en productos orgánicos. No adquiere un operador cualquiera: 14.000 M de ventas (el 14% de la facturación actual de Amazon), más de 450 tiendas y una plantilla que supera las 85.000 personas. Además el precio de compra no ha sido bajo -doce mil millones, casi paritario con su facturación- por una empresa con dificultades para mantener su cuota de mercado. ¿Qué ha motivado a Amazon? Más allá de las consabidas declaraciones ante los medios, cualquier motivo que se exponga no deja de ser una conjetura, pero es difícil resistirse.


Amazon quiere ser el retailer total; no global, sino total. Todos los países, todos los segmentos, todas las categorías, todos los canales; sólo así lograrán ser los más grandes. Hablamos de un gigante de cien mil millones de facturación, pero no debemos olvidar que el líder sigue siendo Walmart quien quintuplica las ventas de sus compatriotas. Para alcanzarles no hay más remedio que morder un trozo grande del mercado de productos de gran consumo, todos los operadores que preceden a Amazon en el ranking de retail mundial de Kantar (Walmart, Lidl, Costco y Carrefour) son retailers de base alimentaria, y a estas alturas en Seattle ya sabrán que el ritmo de crecimiento que les da Amazon Food y Amazon Fresh es insuficiente (actualmente se estima que venden 6.000 M en alimentación en todo el mundo), así que hay que comprar cuota de mercado.

Para lograrlo Whole Foods les aporta sobre todo tiendas. El comercio electrónico crece mucho en todo el mundo, pero la parte del león sigue estando en las tiendas físicas, un negocio del que Amazon apenas sabe. Whole Foods puede ser una buena escuela que les permita abordar otras operaciones similares, o bien ayude al proyecto de Amazon Go (que últimamente parece estar un poco atascado) o similares. La decisión de mantener al equipo directivo de Whole Foods y su autonomía de gestión parece ir en esa dirección, al igual que hizo Walmart al poner al frente de su división de comercio electrónico al CEO de la recién adquirida Jet.com. Gracia a Whole Foods Amazon aprenderá cómo es el comprador de alimentos y cómo se gestiona un retailer basado en tiendas físicas.

Sin duda hay otros posibles motivos para explicar esta operación, pero me inclino a pensar que este puede ser el primer movimiento de una estrategia de crecimiento rápido en el canal offline, el camino más corto para llevar a Amazon al primer puesto del retail mundial; el único lugar dónde quieren estar. Habrá que ver si se lo toman con calma y dan tiempo a afianzar la integración y aprender de la operación, o por el contrario se arriesgan a una indigestión.

No hay comentarios.: