ASESORÍA Y CONSULTORIA EN TIENDAS DE DESCUENTO DURO (HARD DISCOUNT)

martes, noviembre 10, 2015

Cómo el Black Friday ha conquistado a toda Europa transformando los hábitos de los consumidores

Cómo el Black Friday ha conquistado a toda Europa transformando los hábitos de los consumidores

PuroMarketing


Así ha conquistado el Black Friday a Europa

Cómo el "Black Friday" ha conquistado a toda Europa transformando los hábitos de los consumidores



España es uno de los mercados en los que el día de descuentos y rebajas se ha asentado ya entre marcas y consumidores
Publicado por Redacción en Negocios y Empresas hace 5 horas





Los mercados nunca han funcionado como compartimentos estancos y las cosas que funcionan en un lugar acaban siendo implantadas en otros. La historia está llena de ejemplos de tradiciones, prácticas empresariales, técnicas de mercado y fiestas que los consumidores han importado o visto como se importaban desde otros lugares. Y lo cierto es que en la lista de elementos importados o copiados hay incluso cosas que parecen una parte incuestionable de las tradiciones de siempre, como puede ser por ejemplo el árbol de Navidad. El primer árbol de Navidad no se colocó en una casa de España, que se tenga constancia, hasta la segunda mitad del siglo XIX y la costumbre nunca hubiese sido tan popular y tan generalizada si poco antes no la hubiese implantado y popularizado la británica reina Victoria importando a su corte una costumbre de la Alemania natal de su marido.

El árbol de Navidad es uno de los ejemplos más sorprendentes, pero no es el único. Se han importado las rebajas, que empezaron en las grandes galerías comerciales y que fueron copiadas por los gigantes del sector en España; se han copiado festividades como San Valentín o el día de la madre o del padre, que parecen de siempre pero que fueron en realidad una cuestión que nació de forma más global - y más comercial -; o se han empezado a celebrar festividades que no tenían tradición, como es el caso de Papá Noel, que ahora también trae regalos, o Halloween.

Y en la lista de elementos que se están importando y que podrían incorporarse de forma definitiva en los próximos años al calendario de cuestiones que se celebran están el Viernes Negro o Black Friday y el Ciberlunes o Cyber Monday. Las dos 'festividades' son 100% estadounidenses y, sin embargo, cada vez forman parte más de nuestro vocabulario: tanto el Black Friday como el Cyber Monday han cruzado el Atlántico y han llegado a Europa, donde se podrían convertir en una parte fundamental del calendario comercial (ya están consiguiendo cifras impresionantes de gasto) a pesar de que las circunstancias que sostienen ambas fechas no existen en Europa.


El Black Friday es una celebración comercial navideña de Estados Unidos que parte de un hecho en el calendario. El Viernes Negro se celebra cada último viernes de noviembre, ya que el día anterior es festivo en el país (es Acción de Gracias) y los consumidores tienen por delante un puente. El Black Friday es una jornada de descuentos masivos que funciona muy bien históricamente porque se celebra prácticamente un mes antes de Navidad y es, por ello, una jornada para comprar en masa los regalos navideños. El Black Friday lleva celebrándose desde los años 60 en Estados Unidos y, desde principios del siglo XXI, se sumó a la celebración el Cyber Monday, cuando tras la resaca de compras físicas los consumidores acaban en internet en el día de vuelta al trabajo comprando en el ecommerce.

La culpa la tienen Amazon y Apple

La jornada tiene una explicación clara en Estados Unidos y una en Europa: las tiendas europeas la han importado, tanto que si se lee en la popular Wikipedia la entrada relacionada al concepto se puede ver que ya indican que se celebra en media Europa. La culpa de la presencia de esta importación de la fecha está en las firmas estadounidenses, que empezaron a celebrarla en Europa en los últimos años.

Amazon y Apple empezaron a lanzar ofertas asociadas al Black Friday y, aunque al principio estaban solas en la aventura, muy pronto fueron copiadas por otras compañías, estadounidenses o europeas, que también se entregaron a las ofertas. La presencia del término entre las compañías europeas empezó a ser más o menos habitual hacia 2010 y desde entonces las compañías lo han importado casi sin vuelta atrás.

El boom de internet ayudó también a que se popularizaran los conceptos y las prácticas. "Como comprar online es algo global, las tendencias de otras regiones se asimilan de forma más fácil", explicaba Alastair McCaig, analista de IG Group, a la CNN.

Las propias tiendas y las propias marcas son las que han educado a los consumidores para comprender el potencial de la fecha y para asimilar las reglas de juego. En algunos mercados, como es el caso de Reino Unido, la fecha es ya una muy importante dentro del calendario de compras. Muchas son las marcas que se suman al Black Friday en ese mercado y mucho es el gasto que realizan los consumidores, tanto que de lo que se gasta en Europa en el Black Friday la mayor parte se consume en Gran Bretaña.

Según un estudio de RetailMeNot, las previsiones están en que en este año se gasten 1.500 millones de libras esterlinas, unos 2.110 millones de euros, en el Black Friday, de los que dos tercios del consumo corresponderán al mercado británico. Si se amplía el foco a todo el período, sumando no solo el Black Friday, sino el fin de semana que le sigue y el Ciberlunes, se espera que los europeos gasten 4.000 millones de libras esterlinas, 5.628 millones de euros, durante el período. Reino Unido será el líder del mercado, aunque no el único que lo celebrará. Fracia, Italia, Alemania, Holanda, Bélgica y por supuesto España también entran en el cómputo de esos millones de euros.

El Black Friday, ¿en camino de ser tan común como la tortilla?

España no es aún uno de los principales mercados en los que al Black Friday se refiere. Según las previsiones de RetailMeNot, en España se gastarán 38 millones de libras esterlinas ese día (unos 53 millones y medio de euros), que es una cantidad aún muy por debajo de las cifras de Reino Unido o Alemania, pero que es una cantidad lo suficientemente elevada como para ver que el poder de la fecha es cada vez mayor.

Según los datos del #eDay, el que se denomina el Cyber Monday español, en el Ciberlunes, la jornada posterior al Black Friday, los internautas españoles se van a encontrar en las tiendas online descuentos de hasta un 80% en más de 4.200 productos de 300 marcas diferentes de moda, viajes, electrónica, complementos, deportes, formación, bebés o alimentación.

Los consumidores aprovechan el Ciberlunes, según los datos del #eDay, para comprar productos de los sectores de la moda, gadgets tecnológicos y belleza, que son además los productos que habitualmente consumen en comercio electrónico. El perfil del comprador que emplea estas ofertas online para comprar no es muy diferente al que compra online el resto del año. Según los datos de #eDay, el comprador del Cyber Monday es una "persona de entre 18 y 45 años de edad, con un nivel socioeconómico y cultural medio o medio-alto y, generalmente, con estudios superiores".

No hay comentarios.: