sábado, abril 28, 2018

Así es la logística de El Corte Inglés para batir a Amazon

elEconomista.es

Así es la logística de El Corte Inglés para batir a Amazon

21/04/2018 - 0:48 Actualizado: 12:48 - 21/04/18
  • Desde Valdemoro se reparten 12 millones de unidades diarias a los centros
  • Las naves de respuesta rápida gestionan en total 30.000 paquetes a la hora
Centro de distribución de El Corte Inglés en Valdemoro (Madrid). Foto: eE.
"El Corte Inglés puede hacer repartos en media hora y eso es imbatible". Dimas Gimeno, presidente del gigante del comercio español, lanzó el pasado jueves un órdago a sus grandes competidores online, como Amazon o Alibaba, durante la celebración en Madrid del Retail World Congress. Gimeno no enseñó sus cartas, pero no iba de farol. Frente a estas plataformas, el secreto con el que cuenta la empresa española está en su enorme capacidad logística, que le aporta capilaridad y rapidez en la entrega.
El Corte Inglés tiene organizada su cadena de suministro en torno a dos grandes centros de distribución, localizados en Valdemoro (Madrid) y Montornés del Vallés (Barcelona), desde los que salen de forma diaria 700 camiones para abastecer tanto a la Península como a Baleares, operando en el caso del archipiélago canario a través de una plataforma logística en Gran Canaria y de un pequeño almacén en Tenerife.
Valdemoro tiene en conjunto 14 naves: ocho de paquetería, tres para textil y confección colgada, dos para grandes volúmenes y otras dos de respuesta rápida para productos de gran consumo y mercancía en general.

Estructura

Al margen de Valdemoro y Montornés, la empresa tiene además otros 25 pequeños Centros de Servicio Local (CSL), repartidos por todo el territorio nacional, pero la clave está un paso más allá, en su enorme red de tiendas por todo el país, con ubicaciones en los centros urbanos. "Ahora que todo el mundo habla de proximidad, nuestros 94 centros en España y Portugal ofrecen cercanía; lo que hay que hacer es transformarlos, ir más allá de un lugar donde comprar para que hagan las veces de almacenes y garantizar entregas en menos de dos horas, podemos hacer repartos hasta en 30 minutos", explicó Gimeno.
Pero no son solo los grandes centros comerciales, sino toda la red la que pueda servir de punto de reparto. Porque además de estos 94 grandes almacenes, tan solo en España El Corte Inglés cuenta con 56 tiendas de Bricor, 43 hipermercados, 174 supermercados, 142 tiendas de Sfera o 106 de Óptica 2000. En la empresa están convencidos de que pueden desempeñar un papel muy importante de cara al reparto de los pedidos realizados a través de Internet.
El gran cerebro del sistema, desde el que se gestionan los distintos procesos de distribución, está localizado en Valdemoro, con 500.000 metros cuadrados construidos y dos naves de respuesta rápida, de 40.000 metros cada una, que permiten simplificar las tareas administrativas y reducir los tiempos en productos de gran consumo.
Según explica El Corte Inglés, el centro de Valdemoro está a la cabeza de la tecnología aplicada a la distribución comercial, con clasificadores de alta velocidad y escáneres láser, que permiten un control total por radiofrecuencia, en cualquier momento, de cada uno de los productos. "Desde Valdemoro salen cerca de 500 camiones al día y en algunos casos, en fechas clave en Navidad o el Black Friday, se llegan a alcanzar incluso los 800. En total, se mueven de forma diaria 16.500 palés y un millón de cajas, lo que supone el reparto de 12 millones de unidades hacia las tiendas", explica Antonio Díaz, director del centro logístico, ubicado a 25 kilómetros al sur e Madrid.
Y eso sin contar con la plataforma de Montornés, que, con otros 250.000 metros cuadrados construidos, da también servicio a los centros comerciales de Cataluña, Aragón, Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares. Con el respaldo de Aecoc, la Asociación Española de Codificación Comercial, El Corte Inglés ha impulsado la utilización de estándares en la identificación de la mercancía, los bultos de transporte y la implementación de sistemas automáticos de intercambio electrónico de datos entre proveedores y distribuidor.
Teniendo en cuenta que desde Valdemoro se gestiona el envío a las tiendas, desde grandes electrodomésticos o muebles, hasta un cepillo de dientes o una caja de pilas, pasando por productos de alimentación seca no perecedera o todo el textil, para Díaz la clave es que los productos sean distribuidos en el menor tiempo posible.

Integración con proveedores

"La integración de la información enviada por los proveedores en nuestros sistemas, junto con el uso de escáneres omnidireccionales, permite realizar una triple función: identificar la mercancía, direccionarla automáticamente a su destino correspondiente y validar el albarán para su posterior pago de facturas al proveedor", explica el responsable del centro.
Cuando los camiones llegan con la mercancía a Valdemoro, una pequeña ciudad inaugurada en 1974 y que cuenta con una superficie total de un millón de metros cuadrados, lo primero que se hace es la separación, distinguiendo los distintos tipos de producto. El Corte Inglés ha adoptado en la plataforma el programa logístico SARC (Sistema Acelerado de Reaprovisionamiento Continuo), en el que es la demanda la que tira de la producción y supone que el engranaje entre el departamento de compras y el logístico funcione. Esto ha permitido, según la compañía, que los centros de distribución regionales se hayan convertido en plataformas de recepción, consolidación y expedición de mercancía en el mismo día, disminuyendo en lo posible los inventarios. En Valdemoro hay, además, dos naves de respuesta rápida. Una es para mercancía general, que permite el reaprovisionamiento continuo de ocio, cultura, cosmético, bolsos, complementos, bazar, zapatería, deportes, droguería y perfumería. Y la otra para alimentación seca y líquidos.
La primera cuenta con 120 muelles y un sistema de clasificación de alta velocidad, con capacidad para manejar 12.000 paquetes a la hora. "Las cajas confluyen en dos clasificadores, formados por mil carritos de bandas cruzadas, lo que permite que se puedan mover 10.000 a la hora", asegura Díaz. La mercancía es repartida a una velocidad de dos metros por segundo, entre todos los destinos posibles de la red de centros comerciales del grupo.
La nave de respuesta rápida para alimentación consta, por su parte, de otro centenar de muelles y un sistema de clasificación similar, aunque en éste es para el manejo de 18.000 paquetes, al margen de módulos dinámicos de alto rendimiento para la preparación de surtidos.
Las cajas son introducidas al sistema de clasificación por 15 cintas transportadoras, facilitando un flujo continuo. La mercancía llega así a dos clasificadores que, a tres metros por segundo, reparten a 104 salidas, que dan servicio directo a los establecimientos comerciales.
Al margen de estas naves de respuesta rápida, el centro incorpora además 60 kilómetros de viales para la confección colgada, con capacidad para 7 millones de prendas, junto a 12 kilómetros de cintas transportadoras o 9 kilómetros de vías, además de dos naves para grandes volúmenes, desde las que se hacen envíos directamente, incluso a domicilio. El objetivo: ser más rápidos y poder competir ante los nuevos gigantes online.

Envíos: de 2 horas a 30 minutos

El Corte Inglés tiene en marcha un proceso de transformación tecnológica que, según explicaba en sus últimas memorias, "permitirá también reforzar toda la infraestructura informática de la compañía, para facilitar una adaptación continua a las preferencias de los consumidores y una gestión ágil de la cadena logística". El objetivo es crear una nueva plataforma digital integrada de comercio online que permitirá potenciar la venta multicanal, a través de Internet y del teléfono móvil, creando sinergias con el negocio de tiendas físicas. Todo en un momento en el que, según los últimos estudios de mercado realizados, Amazon facturaría ya en España más de 4.200 millones de euros.

Publicar un comentario