sábado, mayo 05, 2018

La cadena Alitas Colombianas consolida su modelo low cost con 14 aperturas

Fuente: La Republica.co

La cadena Alitas Colombianas consolida su modelo low cost con 14 aperturas

Sábado, 5 de mayo de 2018


Marca colombiana invertirá $3.500 millones en nuevas tiendas este año.


Lina María Guevara Benavides

Buffalo Wings es el rey de las alitas con $23.000 millones

Luego de que D1, Justo&Bueno y Ara lo hicieran en el retail; Smart Fit, Fit For All, Fitness 24 Seven y Stark, en la industria fitness; VivaColombia y Wingo en transporte; Tostao’, en café; y Deliz, en restaurantes, el modelo de negocio de bajo costo llegó a las alitas de pollo.

Alitas Colombianas es una idea familiar que data de 2011. Sin embargo, solo hasta 2014, Diomedes Hernández, con sus hijos Iván y Camilo, y Henry Ruiz, como chef, abrieron el primer punto de la cadena en la calle 57 con carrera novena en Bogotá, muy cerca de la Cámara de Comercio. Tres años después de la inauguración, Hernández habló sobre la democratización de la categoría, cómo funciona el modelo y los planes de expansión que tiene para este año.

¿Cuál es el diferencial de Alitas Colombianas?
Los tres pilares de la compañía son: personas, producto y democratización, que la gente encuentre un buen sitio, de muy buena calidad, donde no tenga que pagar de más. Conocí una de las cadenas y me di cuenta que era un concepto muy chévere, pero muy costoso. También vimos que todo el mundo vendía las alitas con varias salsas y empezamos a hacerlo diferente, las adobamos 24 horas antes con nuestros marinados. Hoy, tenemos 13 recetas y nos diferenciamos en producto.

Pero al ver la carta tienen precios más bajos, ¿en qué parte de la operación ahorran? ¿son un low cost?
Sí. Nos consideramos una propuesta de bajo costo. Si uno ve negocios como Tostao’ el resultado es que están respetando al cliente con productos de muy buena calidad a precios bajos. Nuestra carta está entre $13.900 (ocho piezas) y $26.900 (16 piezas). Apostamos por volumen con un concepto muy sencillo, no hacemos grandes inversiones en locales y por ahí ahorramos. Pero también buscamos negociaciones anuales y a escala con los proveedores.

¿Cuál es el consumo promedio en un local de la marca?
Está en $18.600 que son ocho piezas y una limonada de coco.

¿Cómo han crecido las ventas en los tres años y cuántas alitas venden actualmente?
La compañía ha tenido un crecimiento impresionante y los locales están llegando al punto de equilibrio en tres meses. El primer año vendimos $800 millones con un solo local, en el segundo fueron $2.700 millones con tres puntos y en 2017 cerramos con nueve locales y $5.600 millones en ventas. Vendemos 30 toneladas que son 500.000 piezas.

¿Cómo han visto la competencia en el sector?
Estamos pendientes, pero no es nuestro foco. Nos parece positivo que el nicho de mercado se abra porque al final del día hay cómo elegir. Entre más compañías operen, mejor se podrá distinguir qué es bueno y qué no.

LOS CONTRASTES


ÉDGAR LLANOSGERENTE DE BUFFALO WINGS COLOMBIA

“Esta es una de las categorías más dinámicas del sector. Es relativamente joven y está en un ecosistema de mercado que antes no tenía jugadores”.

Y, ¿la producción es propia?
Trabajamos en la implementación de un Centro de Producción en el barrio Las Ferias que estrenaremos en 60 días. Esto nos permitirá pasar de atender una demanda de 30 toneladas de pollo al mes a 100 toneladas. Invertimos cerca de $400 millones.

¿Cuántos locales tienen en operación y cuántos abrirán?
Este año la meta es sumar 14 locales. Ya hicimos tres aperturas y tenemos en operación cinco puntos propios y siete franquiciados. Las 11 aperturas restantes serán tres propias y ocho franquicias para cerrar el año con 23.

¿Cuánto vale una franquicia de Alitas Colombianas?
Hay muchas variables, en plazoleta son $180 millones y en calle $400 millones.

¿Cuánto es en aperturas?
Son $3.500 millones.

Con eso, ¿qué expectativa de ventas tienen?
Esperamos $10.000 millones en los puntos propios y $13.000 con franquiciados este año.

¿Irán a otras ciudades?
Estamos revisando Medellín y Cali. Esperamos abrir en 2019.
Publicar un comentario